Los limericks de Edward Lear

Elvira Valgañón Julian Lacalle...Simon Dempsey

Elvira Valgañón, Julian Lacalle y Simon Dempsey. Logroño, 10-01-2015

La primera sesión de este año de nuestro club de lectura fue intensa y divertida.Tras los saludos y presentaciones nos lanzamos a hablar de Nonsense con el editor de Pepitas de calabaza, Julián Lacalle.

¿Cómo surge la idea de editar a Edward Lear? learpepitas

Bueno, no había ninguna edición disponible en castellano y en Pepitas lo vimos claro desde el principio, nos apetecía una nueva traducción más fresca. Enseguida pensamos en Angel Mª Fernández, porque su universo creativo está muy emparentado con Lear; es poeta, acaba de editar Manzanas traigo y Elvira Valgañón como filológa. Nos pareció que entre los dos podían hacer un trabajo muy digno y estamos contentos, el libro se ha editado en diciembre y todavía no hemos visto ninguna reseña en la prensa. Es un libro de largo recorrido. 

¿Quién rastrea los autores?

En Pepitas a tiempo completo trabajamos tres personas pero tenemos colaboradores en todo el mundo. Personas que nos proponen cosas, o a las que pedimos colaboración puntual, etc. México es un país con el que siempre hemos colaborado mucho y recién acabamos de volver de la Feria de Guadalajara. Una feria muy viva, a rebosar de clubes de lectura, de autobuses con niños, de actvidades, increíble. También trabajamos en coordinación con editoriales francesas y portuguesas.

De Lear a Silverstein. Libros de poesía para niños (nonsense) 10-01-2014

Pequeña exposición que preparamos sobre libros de poesía para niños (nonsense) De Lear a Silverstein pasando por Maria Elena Walsh (limerick en castellano) y Michael Rosen. Ateneo riojano.

Y Elvira Valgañón nos habló de los retos de la traducción: Hubo que tomar decisiones como mantener o no los topónimos ingleses, si iba a primar la sonoridad o la anécdota (pequeña historia que contiene cada limerick) y durante seis meses Angel y yo mano a mano fuimos trabajando.

Leyendo los limericks da la impresión de que os lo habéis pasado bomba traduciendo…

Mantener la música del inglés es casi imposible; algunos resultaron duros, les hemos dado muchas vueltas y nunca te quedas satisfecho del todo, sabemos que unos están más conseguidos que otros; en cambio otros salieron con mucha facilidad. No solo había que fijarse en el ritmo, contar sílabas, etc. también en el dibujo, a veces era éste el que nos daba la pauta.

Una mañana luminosa ateneo riojano 11-01-2014

21 personas nos juntamos para escuchar y hablar de Edward Lear.

La obra contiene 110 limericks, otras rimas de Lear y su Nonsense botany. Digamos que recopila lo mejor del autor. Y abrimos el debate al resto de las personas.

Me ha encantado el libro. Los limericks son para leerlos en voz alta, para que te los lean, para leerlos a otros; y además creo que para muchos públicos (adultos y niños pueden disfrutarlos). El libro está muy bien editado.

Yo lo saqué de la biblioteca un poco escéptica, mis hijos de 7 y 8 años pensé que no los iban a entender; me sorprendió que les enganchaban los dibujos y me pedían que les leyera uno tras otro.

Muchagentia bocabagia

Muchagentia bocabajia

Nosotros abríamos el libro por una página al azar (mis hijos tienen 7 y 10 años) y nos moríamos de la risa. De vez en cuando lo sacamos y leemos unos pocos, me gustan mucho para leer en voz alta. ¡Hasta nos ha brotado alguno!

A nosotros nos ha entusiasmado la última parte del libro, la Nonsense botany, nos encanta cómo han traducido algunos: Lechoncita piramidalis (Pg. 272), Muchagentia bocabajia (pg. 270)

Y para acabar Simon Dempsey nos leyó algunos limericks con ese ritmo y gracia que solo tienen los artistas: Yo de pequeño jugaba con mis amigos a inventar limericks, en Inglaterra es algo habitual, popular, nada que ver con la poesía culta. A mi hija le he leído muchas veces El buho y la gatita, tiene un ritmo muy parecido al de los limericks.

Muchas gracias a los tres por compartir con nosotros esta luminosa mañana de sábado. ¡Echad un ojo a la exposición de limericks en Santos Ochoa!

foto learica color

Foto leárica antes de despedirnos. Los paraguas y las barcas son un elemento recurrente en las obras de Lear, siempre usados cuando no llueve. Sara Soler Segura (Mayte García) apareció con una gallina sobre el sombrero. (Si no nos crees pincha en la imagen)

13 cuentos para el Día del padre

Nuestros libros preferidos para el día del padre. Imagen del 11-06-2018

El 19 de marzo celebramos el día del padre y varias personas nos escriben cada año pidiendo cuentos con papá como protagonista. Aquí os ofrecemos los 13 que más nos gustan a nosotras. Búscalos en la Biblioteca más cercana o encarga uno en tu librería de confianza. Última actualización 08-05-2019.


1. Mi papá  / Coralie Saudo; il. Kris Di Giacomo

Kókinos, 2016 (4 a 8 años) Álbum ilustrado. Humor.

Un niño cuenta en primera persona el problema que le surge cada noche: su padre nunca quiere ir a dormir cuando se le manda.

Este cambio de roles, ver a un padre grande y fuerte comportarse como un niño nos despierta la carcajada. El álbum tiene muy poco texto, con un lenguaje muy sencillo que los más pequeños entenderán perfectamente. Además, las situaciones, expresiones, tanto del padre como del hijo les resultan totalmente cotidianas.

La ilustradora, Kris Di Giacomo (nacida en Brasil, de padres estadounidenses y formada en Francia) es la que aporta todo el humor al álbum. Mezcla distintas técnicas: dibujo, collage y ordenador. Me encanta la sutileza de su gama de colores, como lavados y envejecidos (nunca utiliza colores saturados) que forma parte de su estilo. De trazo sencillo, juega con las proporciones, la tipografía y la colocación en las páginas de los distintos elementos. Estupendo para que se lo leas a tu padre. Además de reíros un rato, seguro que te hace preguntas


2. Padre e hijo / E.O. Plauen

Pepitas de calabaza, 2019 (9 a 99 años)

Categoría: Cómic; Tiras cómicas.

Estas tiras cómicas mudas nos cuentan la relación de un padre y su hijo, con humor crítico, agudo e ingenioso. Un padre juguetón e insensato. Un padre y un hijo que se quieren, que se toman el pelo el uno al otro y que inventan juntos juegos y travesuras. Pequeñas y encantadoras historias de humor blanco, inocente, llenas de ternura. Un emotivo reflejo de la atención y el cuidado paternal.


3. El papá que tenía 10 hijos. Una historia muy simpática con unas ilustraciones llenas de vida.Ya tiene unos años y solo lo encontrarás en Bibliotecas.

El papá que tenía 10 hijos /Guettier. Casterman, 2001 (3-6)


4. Mi papá (4-8 años)mipapa

Con una gruesa bata de cuadros como hilo conductor, un niño nos cuenta todo lo que sabe hacer su papá. Un clásico para la biblioteca familiar. No dejes que tu papá se haga viejito sin leer este cuento.

 


5. La caja de papá / Le Saux. Corimbo, 2009 (2-6)

Esta preciosa cajita es digna caja papade un coleccionista, a tu papá se le caerá la baba. Te servirá para jugar, meter y sacar, encajar los cuentos de tapa dura en su caja. Decora la habitación estupendamente y si la expones en una mesa en la biblioteca escolar será la estrella: todos querrán coger la caja.

Lleno de sentido del humor y con guiños al adulto. ¡Corre a la Biblioteca más cercana!

 


6. Todos los viernes 

todoslosviernes

Ilustraciones inspiradas en los años cincuenta. Una rutina que se repite cada semana con papá: desayunar juntos bien temprano, papá y yo solitos; mientras, la ciudad va despertando y nosotros la contemplamos caminando.

¿Y tú que rutina tienes con tu hijo o con tu hija?

 

 


7. Detrás del muro 

Ilustración, Isabelle Carrier ; texto, Elsa Valentín.

Juventud, 2011 (6-10)

Un niño sufre la ausencia de su padre en la cárcel. El álbum alterna escenas que recuerdan la complicidad entre padre e hijo y otras en que el niño está solo y totalmente desconcertado. A pesar de su falta de comprensión sobre la situación, nada puede cambiar el amor que se tienen el padre y el hijo.
Premio White Ravens 2011


8. Barbapapá

Annette Tison y Talus Taylor. Beascoa, 2007 (3-7)

Si todavía no conoces a la familia Barbapapá este puede ser un buen momento para llevarlos a todos a tu casa. Se publicaron por primera vez en los años setenta pero siguen tan frescos como el primer día; ilustraciones imaginativas, creatividad a raudales, llenas de detalles que no os cansaréis de escudriñar.

Son famosos en el mundo entero y fueron popularizados en una serie de dibujos animados pero los cuentos en papel son una maravilla.


9. Un papá a la medida

Davide Calípapámedida y Anna Laura Cantone Edelvives, 2005 (4-8)

Mamá y yo tuvimos que buscar un padre: no es alto, ni guapo pero es simpático…

Una bonita historia que con las ilustraciones estrafalarias de Anna Laura Cantone, te cautivará.


10. Danny, el campeón del mundo (9-12) danny

Y para los más mayores también tenemos un libro de Roald Dahl en el que la imagen del padre sale muy fortalecida. Para leer este necesitaréis unas cuantas noches.

 

 


11. Malko y papá 

Gusti nos abre las puertas de su corazón para hablarnos, con absoluta sinceridad, de su propia persona y de la relación que lleva actualmente con su hijo Mallko. Recurriendo a las más diversas técnicas plásticas y a una prosa sencilla y directa, nos invita a adentrarnos en la intimidad de su entorno familiar para contarnos lo que significa convivir con un niño tan especial. Una conmovedora obra que retrata las luces y las sombras de un padre que pasa de la perplejidad y el desconcierto al amor incondicional. Un amor que se dirige a sus seres queridos y, especialmente, a su pequeño con síndrome de Down. Además de ser un libro de altísima calidad artística, constituye, sin duda, una inspiradora guía para padres.


12. Vamos a cazar un oso 

Aventuras por el monte, el campo, etc.

 

 

 

 

 


13. Poka y Mina / Kytty Crowther

Poka y Mina son los protagonistas de estas historias; Poka es el padre y Mina la hija, dos insectos con una vida muy humana, que viven pequeñas aventuras cotidianas.

Hay 6 títulos pero a nosotras nos encanta este del cine.

La autora recibió el Premio Astrid Lindgren en 2012.

 


Y nos despedimos con esta preciosa canción con imágenes de Cantone que nos dice que con papá vamos por el mundo sobre el monte y sobre el mar. ¡No nos cansamos de escucharla!

Felicidades a todos los padres que leen a sus hijos, que preparan la cena, que dan besos, que te llevan al Cole, que pasean en bicicleta, que ven contigo los dibujos de la tele, que te llevan al monte, que se esconden debajo de la cama, que se columpian,  que hacen de lobo a la primera de cambio, que se ponen una pañoleta en la cabeza para que te comas las lentejas, que educan, que…

¡Felicidades a todos los hombres que ejercen de padres aún sin serlo!

Si alguien conoce algún libro que podamos añadir a la lista por favor escribidnos.