Obligar a leer no sirve de nada

Dan Freedman (Londres, 1977). Futbolista y periodista. Creador de la colección de libros para niñas y niños "Jamie Johnson".

Dan Freedman (Londres, 1977). Ex-futbolista y ahora periodista. Creador de la colección de libros  “Jamie Johnson”. Visita colegios con asiduidad y prepara también una serie para televisión.

Este mozalbete tan guapetón es Dan Freedman, un jugador de futbol inglés que también es periodista y escribe libros sobre fútbol para chavales y visita colegios contando sus experiencias.  Esto que os contamos en una traducción libre (de Google básicamente). Lo hemos descubierto en Booktrust (consultado 12 de septiembre). Nos encanta esta idea de mezclar la lectura y el fútbol, parece que las personas que hacen deporte no lean y al revés, pero nada tiene que ver. ¿Se imaginan a los niños y niñas españoles leyendo estos libros? ¿Por qué no se habrán traducido? ¿Ven algún futbolista español (o que hable español) promoviendo la lectura?

En la escuela evité todo lo que pude leer, fingía y mentía sobre los libros que me obligaban a leer. Me ha costado mucho valorar la lectura y lo útil que es para nuestra vida. Lo que daría ahora por volver a esa época y aprovecharla, disfrutar de cada palabra, saborear cada frase de tantas grandes historias. Es algo que me perdí.

Luego en la Universidad de Bristol tuve una profesora (Moira Megaw) con la que mantuve contacto y le pedía ayuda a la hora de buscar trabajo. Ella no me martilléo con los libros que no había leído, yo confiaba en ella y descubrí que quería leer los libros que estábamos estudiando y discutirlos con ella y mis compañeros de estudios.

Yo creo que obligar a leer no sirve de nada, y mucho menos castigar por no haber leído. No se trata de machacar con el tema. Pienso que sirven cosas como la recomendación entre iguales, un maestro o un padre o madre pueden insistir todo lo que quieran pero si un amigo se te acerca y te dice “este es uno de mis libros favoritos”, eso no falla. 
Las visitas de autores también son una buena manera de entrar. Cuando visito las escuelas, veo cómo el intercambio de ideas e inspiraciones con los alumnos realmente comienza a abrir sus mentes. A menudo puede ser la chispa que da lugar a que un alumno diga por primera vez: ‘quiero leer ese libro.’

Nos gusta mucho este vídeo en el que se ve al jugador leer en voz alta ante un grupo de niñas y niños. Ese mero hecho ya es importante ¿no les parece?