Una gala atropellada

Os ofrecemos este vídeo inédito con una de las actuaciones que causó más impacto en la Gala de los 20. El agente Fernández irrumpió en el Ateneo buscando a las responsables de la asociación La casa de Tomasa. Nos acusaba de falta de respeto a las instituciones por premiar un libro tan irreverente como ¡De aquí no pasa nadie! Es intolerable que premien un libro que fomenta la falta de respeto a la autoridad. Procedió a requisar todos los ejemplares e incluso intimidó al público. ¡Qué mal rato pasamos!

Anuncios

V Gala de los 20: naranja, naranja

La Doctora de Soto (Loles Martínez), dentista de animales, en plena intervención con su ayudante, Antonio. La paciente es Mari Luz Rubio, una inocente jirafa del público.

La V Gala de los 20 será recordada como la gala naranja. Ya habíamos avisado de que habría muchos globos y además estrenamos mantel naranja. Y es que naranja es el vestido de Tomasa y queremos que sea un poco nuestro color institucional.

Maria Ramos Corral presentó la gala con brillantez y también nos hizo Sopa de pollo con arroz.

La presentadora oficial de esta V Gala, Maria Ramos Corral, condujo el acto con su humor característico. Fallaron varias personas por diferentes cicunstancias y eso hizo que la gala fluyera con rapidez y resultara más ágil que otros años.

Vera Arráiz caracterizada como Ana Frank presentó el cómic con mucha convicción.

Especialmente aplaudida fue la intervención de Vera Arráiz que con sus 11 años se mostró entusiasmada con el cómic de Ana Frank. El mero hecho de enfrentarse a un público de más de cincuenta personas ya es algo a destacar.

Enma Arráiz y su madre Valle Martínez caracterizadas como Gloria Fuertes, con corbata y todo.

Si pinchaís en la imagen podréis ver las ricas pastas de coco que trajo Valle. ¡No quedaron ni las migas! Las mandarinas eran para decorar y refrescar.

Samuel Chandro y su padre, Juan Carlos, presentaron El libro de los guarripios de Arnold Lobel. Además inventaron y dibujaron sus propios limeriks.

Ana Alesanco presentó Niños raros de Raúl Vacas y nos invitó a terminar los versos de cabo roto de La niña buho (Página 10).

Nos encanta que las personas que presentan un libro interactúen con el público, que le pidan participación porque eso crea un clima fantástico. Sobre todo los niños del público se entregan.

Antonio Martínez hablando de Un policía en la luna: Un cómic sencillo al que nada le falta, ni le sobra. ¡Lo tenéis que leer y mirar despacio!

Antonio nos propuso utilizar también el cañón para poner un vídeo o incluir música y que la gala se abra a las nuevas tecnologías. Lo tendremos en cuenta para la VI Gala en 2019.

Gran revuelo produjo que en mitad de la gala irrumpiera sin previo aviso el agente Fernández.

Momentos de nerviosismo se vivieron en la gala cuando el autoritario agente Fernández irrumpió en el Ateneo para detener a las responsables de la asociación. Las acusaba de rechazar las normas, la autoridad. Y todo por culpa del libro De aquí no pasa nadie. Confiscó todos los ejemplares del mencionado libro y dejó al público turbado. Por un momento pensamos que íbamos a acabar todos en comisaría.

Irene Triano presentó Montañas con mochila y todo. Vino preparada para escalar.

Irene apareció entre el público con su mochila y nos animó a subir a las montañas. Ella recién venía de El león dormido, una montaña emblemática de esta zona. Su página preferida es la de Montañas para compartir con los amigos.

Mari Paz Corral nos habló de la distópica novela Nunca me abandones del último premio Nobel Kazuo Ishiguro.

Lo que más nos gusta es que cada persona presenta el libro como quiere, les pedimos sobre todo que sean naturales, que nos cuenten lo que el libro les sugiere, les ha aportado, etc.

Carmen Sáez presentó Sweet sixteen. Con el pañuelo simuló ser Melba Patillo (la chica negra) y luego se lo quitó para ser la chica blanca (Grace). Un pequeño alegato contra el segregacionismo.

Más de cincuenta personas acudieron a la fiesta, de todas las edades, abuelos, padres, nietos. Un gusto ver convivir varias generaciones en torno a los libros.

¡A rebosar estaba la plaza! Un público entusiasta que estuvo muy callado y atento.

Fátima estaba entusiasmada con estas tres lechucitas, tan expresivas, tan esponjosas.

Fátima Martínez nos contó que había leído Las tres pequeñas lechuzas con su nieta de 3 años.

Carolina era el primer año que participaba y estaba un poco nerviosa pero lo hizo genial. ¡Una gran divulgadora!

Carolina Allo nos habló de Los niños de la viruela de una manera muy gráfica.

También Ana era nueva en esto de las galas tomasiles y nos confesó estar muy nerviosa a pesar de que el cuento se lo había contado muchas veces a sus alumnos.

Ana Martínez presentó El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza y nos explicó cómo sus alumnos habían debatido sobre la venganza.

Vanesa García Urbina cerró las presentaciones simulando ser el autor de Prohibido nacer.

Una vez acabadas las presentaciones procedimos a votar y a comer pastas. Y por fin llegó el momento de la verdad. Este año estrenábamos el Accésit.

Las ganadoras de la V Gala de los 20. Primer premio para Vera Arráiz (Ana Frank) y Accésit para Mari Cruz Zurbano (Agente Fernández, Aquí no pasa nadie). Observen cómo agarra Vera su premio, la señal de 20. La pelota rosa era la fruslería prometida.

Y la foto final, esa que queda para la posteridad. Ya estamos pensando en propuestas de mejora para 2019. Antonio, el chaval de azul de la foto de abajo que lleva tres globos en las manos, nos dijo que el año que viene él quiere ser el presentador. Me decís lo que tengo que hacer y yo presento.

V Gala de los 20. Logroño, Ateneo, sábado 5 de mayo de 2018.

El club de lectura Todo el mundo se despide así hasta octubre. Entregamos la programación por si alguien quiere aprovechar el verano. Esperamos vuestros comentarios y sugerencias. Muchos besos a todas las que no habéis podido acudir a la Gala pero que sabemos estáis deseando ver las fotos.

Edith Wharton, escritora feminista

Empezar leyendo Las hermanas Bunner es una buena forma de acercarte al resto de obras de Edith Wharton. Estas tres son fantásticas.  Logroño, Ateneo, 3-03-2018.

Siguiendo con el relato de lo acontecido en el club de lectura Todo el mundo va abordamos en esta entrada la obra de Edith Wharton. Todas habíamos leído Las hermanas Bunner, una novela sencilla, con pocos personajes pero magistralmente urdida. Con otra novela, La edad de la inocencia, ganó el Premio Pulitzer, fue la primera escritora en ganarlo. Fue también la primera mujer en conseguir un doctorado Honoris Causa en la Universidad de Yale; una de las primeras mujeres en obtener la separación de su marido y una de las primeras reporteras de guerra que utilizó sus influencias de joven aristócrata para contar la Primera Guerra Mundial. A todo esto hay que añadir otra experiencia insólita: tener coche propio. No conducía, siempre iba con chófer, pero el hecho de tomarse esa libertad era ya un gran atrevimiento. Esta novela la elegimos 20 el curso pasado. Anotamos aquí algunas de las frases que se dijeron en el club de lectura.

Me deja un poco apesadumbrada, por la soledad, la pobreza, la miseria, la abnegación. Me ha llevado a pensar sobre qué pocas opciones tenían las mujeres en ese momento. ¡Menos mal que nos ha tocado otra época!

Describe muy bien el momento que vive la ciudad Nueva York, provinciana, clasista, con los nuevos ricos, el progreso, etc. La atmósfera de la pequeña tienda de las hermanas. 

La protagonista renuncia a su felicidad por la de su hermana. Las palabras de la página 138 son demoledoras. Habla de la inutilidad de los sacrificios personales. Algunas frases siguen vigentes y tienen mucho que ver con la lucha feminista. 

A mí me llevó a leer también La edad de la inocencia. Habla de la alta sociedad rica e hipócrita.También tiene su puntito de humor, es muy sarcástica. Ahora es una de mis escritoras favoritas.

La historia de Etham Frome también habla de renuncias, en este caso es el hombre el que renuncia al amor de su vida por cuidar de su esposa. Me ha gustado mucho aunque para adolescentes me parece mejor Las Hermanas Bunner.

Una pregunta que surgió es por qué habíamos elegido 20 Las hermanas Bunner y no La edad de la inocencia. Nos pareció más sencilla, más abarcable a la hora de comentarla con jóvenes. Y la edición de la editorial Contraseña lo propició. A destacar el prólogo de Soledad Puértolas en el que define a Wharton como magnífica creadora de atmósferas.

Haciendo yoga como niñas

Loreto Jordana (de blanco) con las personas que han estado hasta el final. Algunas ya se habían ido porque nos han dado casi las dos de la tarde. Logroño, Ateneo, 3-03-2018.

Intensa ha sido la mañana de hoy sábado en el club de lectura ¡Todo el mundo va! Han venido, además de las habituales, tres estudiantes de la Universidad de La Rioja y la escritora Florencia del Campo que había presentado su novela Madre mía en el club de relato corto El color de la mirada. Y por supuesto nuestra invitada, Loreto Jordana, con la que hemos hecho yoga con cuentos. En total 26 personas.

Hemos empezado hablando de Las hermanas Bunner (os haremos un resumen en una próxima entrada), luego de Jella Lepman y la Biblioteca Internacional de Munich y por último hemos sacado las esterillas y Loreto Jordana nos ha puesto a jugar como niñas. Hemos estirado, respirado, hemos escuchado historias a la vez que nos hacíamos cosquillas, abrazado un cojín corazón, elaborado un pequeño barco de papel con el que hemos navegado por alta mar y nos hemos relajado.

Todo ha pasado muy rápido y queríamos más. Ha sido una sesión distinta y por tanto muy enriquecedora, con varias generaciones juntas (que tanto nos gusta a nosotras) y además cada persona ha elegido qué 20 quiere presentar en la gala. Todavía queda algún libro libre si alguien quiere escribirnos. ¡Una de esas sesiones inolvidables!

La ambigua y sutil Aki Shimazaki

La escritora Aki Shimazaki (Japón, 1954), autora de Hôzuki, la librería de Mitsuko.

Seguimos con el relato de lo acontecido en nuestra sesión del sábado 13 de enero. Aki Shimazaki, de origen japonés lleva 25 años viviendo en Montreal y escribe en francés. Es una mujer discreta, rechaza las entrevistas porque cree que son sus libros los que han de hablar. Para escribir Hôzuki, la librería de Mitsuko, se inspiró en una historia que escuchó hace más de cuarenta años sobre un bebé hallado muerto en una consigna.

Elegimos esta novela porque nos gusta cómo está escrita, es sutil, ambigua. No juzga, solo cuenta, y cuenta lo que quiere, deja cabos sueltos. Nos dio mucho juego para el debate, os dejamos un resumen de la diversidad de opiniones. Los que todavía no la hayan leído es mejor que no sigan leyendo esta entrada, cuanto menos sepan de la novela antes de leerla, mejor.

Es una novela muy distinta a lo que leo habitualmente, libros más densos. Muy minimalista, habla de muchas cosas: de la maternidad, del aborto, del pasado que vuelve, etc. 

Me ha interesado mucho porque te mantiene alerta, ya en la primera página te atrapa: Distraída, rememoro la escena en que yo corría estrechando un bebé entre mis brazos. En la página 17 insiste: Corro en la nieve estrechando un bebé entre mis brazos. Tiene un halo de misterio que te hace seguir leyendo para averiguar hacia donde te lleva.

La forma de escribir, frases cortas, rotundas, me ha recordado a la escritura de Agota Kristof. Me ha gustado mucho. /  Las 135 páginas de la novela muestran un mundo muy contenido, cierto erotismo y ambigüedad. Con ecos del haiku.

Las ocurrencias del niño son magníficas, páginas 36 y 37. A propósito de qué es la confesión. ¿Incluso si le robo dinero a alguien el cura no se lo dirá a la policía?

La protagonista me cae fatal, no empatizo con ella. 

La historia me ha interesado, la protagonista hace lo que le da la gana y eso me gusta.  / A mí no me ha gustado y no entiendo a la protagonista, huye de las ataduras y luego se queda con un niño sordomudo. No me ha resultado creíble la historia. / Es muy heavy, es mantener una mentira toda la vida. 

Ojalá la lleven al cine, es una historia cautivadora.

A mi me ha llevado a interesarme por la cocina japonesa, he buscado en Youtube los platos que menciona: takoyaki, okonomiyaki y kasutera (bizcocho de miel esponjoso).