Edith Wharton, escritora feminista

Empezar leyendo Las hermanas Bunner es una buena forma de acercarte al resto de obras de Edith Wharton. Estas tres son fantásticas.  Logroño, Ateneo, 3-03-2018.

Siguiendo con el relato de lo acontecido en el club de lectura Todo el mundo va abordamos en esta entrada la obra de Edith Wharton. Todas habíamos leído Las hermanas Bunner, una novela sencilla, con pocos personajes pero magistralmente urdida. Con otra novela, La edad de la inocencia, ganó el Premio Pulitzer, fue la primera escritora en ganarlo. Fue también la primera mujer en conseguir un doctorado Honoris Causa en la Universidad de Yale; una de las primeras mujeres en obtener la separación de su marido y una de las primeras reporteras de guerra que utilizó sus influencias de joven aristócrata para contar la Primera Guerra Mundial. A todo esto hay que añadir otra experiencia insólita: tener coche propio. No conducía, siempre iba con chófer, pero el hecho de tomarse esa libertad era ya un gran atrevimiento. Esta novela la elegimos 20 el curso pasado. Anotamos aquí algunas de las frases que se dijeron en el club de lectura.

Me deja un poco apesadumbrada, por la soledad, la pobreza, la miseria, la abnegación. Me ha llevado a pensar sobre qué pocas opciones tenían las mujeres en ese momento. ¡Menos mal que nos ha tocado otra época!

Describe muy bien el momento que vive la ciudad Nueva York, provinciana, clasista, con los nuevos ricos, el progreso, etc. La atmósfera de la pequeña tienda de las hermanas. 

La protagonista renuncia a su felicidad por la de su hermana. Las palabras de la página 138 son demoledoras. Habla de la inutilidad de los sacrificios personales. Algunas frases siguen vigentes y tienen mucho que ver con la lucha feminista. 

A mí me llevó a leer también La edad de la inocencia. Habla de la alta sociedad rica e hipócrita.También tiene su puntito de humor, es muy sarcástica. Ahora es una de mis escritoras favoritas.

La historia de Etham Frome también habla de renuncias, en este caso es el hombre el que renuncia al amor de su vida por cuidar de su esposa. Me ha gustado mucho aunque para adolescentes me parece mejor Las Hermanas Bunner.

Una pregunta que surgió es por qué habíamos elegido 20 Las hermanas Bunner y no La edad de la inocencia. Nos pareció más sencilla, más abarcable a la hora de comentarla con jóvenes. Y la edición de la editorial Contraseña lo propició. A destacar el prólogo de Soledad Puértolas en el que define a Wharton como magnífica creadora de atmósferas.

Anuncios

Memorias de una mujer extraordinaria: Jella Lepman

Jella Lepman (Alemania 1891-1970) con un grupo de niños. Por primera ve se han traducido al castellano sus memorias: Un puente de libros infantiles. Jella era periodista.

Hoy queremos hablaros de una mujer extraordinaria: Jella Lepman. Tras la Segunda Guerra Mundial, cuando Alemania estaba sumida en los escombros, Jella promovió la primera exposición internacional de libros infantiles (1949) e inaugura meses después la Biblioteca Internacional de la Juventud en Munich. También impulsó  la creación de IBBY y del premio Hans Christian Andersen.

Jella fue la persona que en ese momento tradujo al alemán El toro Ferdinando como símbolo de paz y rechazo de la violencia. Lo hizo imprimir en papel de periódico y regaló un ejemplar a todos los niños y niñas que visitaban la exposición mencionada. El libro en el que cuenta este hecho y muchas más anécdotas se titula Un puente de libros infantiles (Creotz, 2017). Esta última entrada del año 2017 es un pequeño homenaje a una mujer que no se arredró ante las dificultades. Los amantes de la LIJ y mediadores no dejen de leerlo.