Cuentos con pastitas

Bizcocho de yogur recién horneado y acompañado de cuentos en los que los personajes desayunan o meriendan, comen pastitas, tartas, etc.

En La Rioja estamos confinaditas perdidas, no podemos ir al cine ni a la biblioteca, por supuesto los bares y restaurantes están cerrados. Así que las Tomasas nos hemos tirado a la humilde repostería casera. Y mientras montábamos las claras hemos pensado que hay muchos cuentos en los que se bromea con las pastitas, se invita a merendar, etc. Así que tras meter nuestro bizcocho de yogur en el horno nos hemos puesto a rebuscar en las estanterías a ver si el tema daba o no daba juego.

Han ido apareciendo Sapo y Sepo, Lester y Bob, El pequeño Nicolás, y otros muchos personajes que comen pastitas o tartas, etc. ¡Qué bonito sería leer en voz alta en clase o en casa alguno de estos relatos y luego repartir un trozo de bizcocho y a desayunar o merendar en el patio o en la terraza o en el balcón!

Aquí os dejamos con mucho cariño nuestro listado: Cuentosconpastitas. Esperamos sugerencias para enriquecerlo. Una cosa os aseguramos, os va a entrar hambre. Por cierto el bizcocho nos ha quedado fantástico. Lo hemos copiado de este vídeo. ¡Nos vamos a merendar Tralarí, tralará! 

Rodari surrealista

Gianni Rodari (Italia, 1920-1980) firmando libros en una escuela. (1979)

Una de las mayores influencias de Rodari fue el surrealismo. Conocía la obra de André Bretón y otros surrealistas franceses y de hecho muchos de los juegos que propone en su Gramática de la fantasía están sacados de los manifiestos surrealistas. Si bien Rodari los traslada al mundo de los niños y con sus habilidades didácticas los simplifica y concreta. 

O al menos eso es lo que afirma el profesor Enrique Barcia Mendo, profesor de la Universidad de Extremadura, en su artículo titulado La herencia surrealista de Gianni Rodari. Lo publicó en la revista CLIJ, nº 187 de 2005. Menciona a Carelman y su Catálogo de objetos imposibles y afirma que Rodari trabaja con palabras y Carelman con dibujos, ambos distorsionan la realidad a partir de objetos cotidianos y nos conducen a lo insólito. Podéis leerlo completo aquí: https://prensahistorica.mcu.es/es/consulta/registro.do?id=1007141.

Echad un ojo también a este estupendo artículo de Eduardo Berti sobre Carelman: El inventor de objetos imposibles.

Y con esta entrada damos por terminado nuestro pequeño homenaje a Rodari. Recordad que en nuestras recomendaciones para regalar esta Navidad está el Libro de los errores que nos encanta. 

Gramática de la fantasía

Rodari admiraba a Andersen y a Carlo Collodi. Era un gran amante de los cuentos tradicionales, aunque fuera para tergiversarlos, de los refranes y de las fábulas. Y de los diccionarios.

Seguimos resumiendo lo comentado en nuestro homenaje a Rodari en el club de lectura del pasado sábado 12 de diciembre. Todo lo que os vamos a contar aquí lo hemos sacado de su libro Gramática de la fantasía. Hemos manejado la nueva edición preparada por Kalandraka este año 2020 con una nueva traducción.

Los cuentos tradicionales fueron siempre motivo de inspiración para sus historias, proponiendo otros finales, cambiando los roles de los personajes, etc. Era un gran admirador de Andersen: “Andersen es imbatible cuando se trata de dar vida a los objetos más dispares, con efectos de extrañamiento y amplificación, absolutamente de manual”. Rodari escribió varios cuentos inspirados en Pinocho, el gran personaje de la literatura italiana. De su autor, Carlo Collodi, afirma: es imbatible en los diálogos: contaba con años de entrenamiento a sus espaldas, de cuando escribía comedias malas. (Página 54)

También juega con fábulas y refranes. Uno de los ejercicios que propone para jugar con el lenguaje con el alumnado son los limericks de Edward Lear. Y era un gran amante de los diccionarios. Así para crear binomios fantásticos les proponía a los niños que abrieran al azar el diccionario y buscaran un par de palabras: Caperucita-helicóptero; perro-armario, etc. A partir de ellas escribían sus historias. De esta forma los niños pierden el miedo a la página en blanco.

Os dejamos con este vídeo de la Asociación La Sal que explica muchas cosas de Rodari. Nos queda pendiente una nueva entrada que dedicaremos al Rodari surrealista, otra de las influencias del maestro italiano.

¡Volvamos a Rodari!

Presentación de  20 Libros para regalar en Navidad. Logroño, Ateneo, 12-12-2020.

Gotineaba en Logroño esta mañana de sábado cuando nos hemos juntado 19 personas en el Ateneo para hablar de Gianni Rodari. No queríamos que se acabara el año del centenario de su nacimiento (1920-2020) sin dar un repaso a las aportaciones del maestro, pedagogo y periodista italiano.

Para empezar, se atrevió a abordar en los relatos para niños temas que hasta entonces estaban destinados solo a los adultos: la pobreza, la dictadura, la guerra, etc. Y los protagonistas de sus cuentos no son hadas y gnomos, son campesinos, albañiles, pecadores, gente humilde y sencilla cuyas historias a él le interesaban y de las que creía que había que hablar con los niños. Entrañable y duro es por ejemplo el cuento de El espantapájaros, incluido en Cuentos por teléfono, en el que se habla del trabajo infantil; está basado en un hecho real ocurrido en Cerdeña que había aparecido en las páginas de sucesos de los periódicos italianos.

Animaba a los niños a crear sus propios textos, partiendo del juego, del error, etc. Creía en una escuela en la que los niños y niñas se sientan libres, libres para opinar, para crear, para jugar, lejos del autoritarismo imperante en la Italia de Mussolini. Supuso así un soplo de aire fresco, alentó y participó en los movimientos de renovación pedagógica. Acudía a las escuelas a contar y crear cuentos con los niños. De esos encuentros y de la actualidad surgían muchas de sus historias.

Podríamos concluir diciendo que renovó, dignificó y le dio visibilidad a la Literatura Infantil y Juvenil. También hemos hablado de su libro Gramática de la fantasía, del binomio fantástico (Caperucita-Helicóptero) y de sus ejercicios de escritura inspirados en el surrealismo. Pero esta parte merece una entrada completa que publicaremos en unos días para no alargar tanto esta. Ya la tenemos elaborada.

Algunas maestras han comentado que estaban leyendo Cuentos por teléfono (Recomendamos la edición especial de Juventud de este año 2020) y el Libro de los errores con su alumnado de 3º y 4º de Primaria. Volveremos a Rodari para que nos cuenten su experiencia que aún no ha concluido y abarca también una parte plástica y otra musical.

Luego hemos degustado unos pralinés (turrón blando bañado con chocolate) especialidad de la pastelería logroñesa La Palmera. Y la segunda hora la hemos dedicado a presentar nuestro listado de 20 libros para regalar en Navidad. Y tras entregar ejemplares de Persépolis nos hemos despedido hasta el sábado 16 de enero del año 2021. Ha sido una mañana intensa, al salir del Ateneo seguía lloviendo aunque no hacía frío.

Mari Cruz Zurbano presentando el primer álbum de nuestra lista: Dos para ti, uno para mi de Jörg Mühle. Harperkids, 2020 (Álbum ilustrado. Humor) (2 a 6 años) Ateneo, 12-12-2020.

Cuentos de ratones

Álbumes ilustrados protagonizados por ratones o con mucho papel en la trama.

Este caluroso mes de agosto os animamos a leer cuentos protagonizados por ratones. Hemos seleccionado más de treinta, para todas las edades y de todos los géneros, incluso cómic. Os recomendamos los de Anita y Pepe (imagen de abajo) para niñas y niños entre 9 y 12 años. Y para adolescentes y adultos Maus, el primer cómic ganador de un premio Pulitzer y que se ha convertido ya en un clásico.

Imprime nuestro listado y revisa el catálogo de la biblioteca que tengas a mano y a por ellos. Si descubrís alguno nuevo o que os parece fundamental y, nosotras no lo hemos incluido, escribidnos. La lista nos parece también muy útil para bibliotecas escolares y municipales, para preparar una sencilla exposición ratonil. Seguro que muchos ya figuran en vuestros catálogos. 35cuentosderatones.

Novelas infantiles y cómics protagonizados por ratones. En la lista de arriba tienes las edades aconsejadas. Acude a la biblioteca con el listado y a leer a la fresca a tus chiquillos.