Nunca jamás comeré tomates

IMG_20220305_121419

Mari Cruz Zurbano contando Nunca jamás comeré tomates de Lauren Child. Rescatado por la editorial Lata de Sal en 2021 y flamante 20 de este año. Es el único título disponible de Child en español ahora mismo. Club de lectura Todo el mundo va. Logroño,  05-03-2022

Todos los libros de la serie Charlie and Lola, o Juan y Tolola en español, comienzan con  Charlie diciendo: Tengo una hermana pequeña, Lola. Es pequeña y muy divertida. Y a partir de ahí van surgiendo las tramas. Juan es bueno e ingenuo y Tolola una niña muy lista y un poco manipuladora a pesar de ser más pequeña que su hermano. El padre y la madre raramente aparecen en las historias y siempre como secundarios. Para crear a Lola, Lauren Child se basó en una chica con aspecto de duendecillo que vio en un tren, estaba con sus padres, una pareja joven, y los bombardeaba a preguntas.

Teníamos ganas de rescatar a esta gran autora, Lauren Child, que tanto éxito tuvo con esta serie de libros y de televisión. Pero inexplicablemente sus álbumes llevan años descatalogados en España y ha sido ahora cuando la editorial Lata de Sal ha publicado uno de los mejores títulos: Nunca jamás comeré tomates. Solo el título es ya un hallazgo. Ojalá publique el resto de títulos de la serie.

IMG_20220310_114357

Lauren Child (Londres, 1965) es una gran admiradora de E. H. Shepard (Historias de Winny de Puh) , Quentin Blake, Carl Larsson, Ludwig Bemelmans (Madeline), Florence Parry Heide y Edward Gorey (Tristán encoge) , etc. Además de ilustradora es una exitosa empresaria, creó muy joven su propia empresa, Chandeliers for the People, fabricaban pantallas para lámparas. Y también diseña para la industria textil, un aspecto que se aprecia en su obra.

Crea los personajes dibujando en papel, luego los recorta y los escanea y ya en el ordenador va creando los fondos. También usa mucho la fotografía. Maneja la tipografía de forma muy atrevida, letras que se mueven, que bailan en la página, textos encajados muy oportunamente en los escenarios del cuento, etc. Su estilo basado en el collage es un poco retro, muy pop y a la vez muy contemporáneo.pippi81mNC+R9-iL

Todos sus álbumes son muy imaginativos y lo mejor de todo, tienen una chispa de humor. Un humor del que el niño se siente cómplice. Llevamos Nunca jamás comeré tomates al club de lectura de Manzanitas y todos los niños y las niñas se lo querían llevar a casa. ¡Les encantó!

Siempre digo que mires a tu alrededor. Las ideas están absolutamente en todas partes. Todos los días vemos y escuchamos cosas increíbles, luego una idea lleva a otra. Todos tenemos mentes curiosas y todas estas oportunidades a nuestro alrededor. Tener creatividad en tu vida es muy enriquecedor. Puede ayudarte mentalmente e incluso puede conducirte a una carrera. 

Child ha ilustrado las portadas de dos grandes clásicos: Pipi Calzaslargas y Ana la de tejas verdes. Los editores buscan con ello atraer a una nueva generación de jóvenes lectores a las historias clásicas. ¿Se nota mucho que nos encanta Lauren Child? ¡Estupendo para regalar el día del libro! Recomendado para edades entre 4 y 8 años.

Logroño se moverá en bicicleta

IMG_20210830_150102

Álbumes ilustrados en los que la bicicleta es protagonista o acompaña el personaje principal. El pequeño tigre necesita una bicicleta de Janosch es muy útil para leer con nuestros hijos y que interioricen las normas de circulación y lo mismo ocurre con Laura monta en bicicleta.

 Estos días es noticia en Logroño el primer eje ciclista de la ciudad que conecta el barrio de Los Lirios con El Espolón (la plaza más emblemática en pleno centro). El eje se compone de carriles unidireccionales exclusivos para bicicletas, patinetes, etc. El caso es que desde el Ayuntamiento se pretende fomentar el uso de la bicicleta y que la ciudad sea cada vez más para las personas que caminan o se desplazan en vehículos no contaminantes como la bicicleta, patinetes, etc. 

Nosotras nos hemos puesto a pensar en cuentos en los que aparezcan bicicletas, ya sea como protagonistas, como mero hilo conductor o formando parte de la trama. Os dejamos aquí un Listado de cuentos de bicicletas y os animamos a buscarlos en vuestra biblioteca de referencia. Si se os ocurre algún título emblemático que no aparezca en el listado escribidnos. Os servirá también para montar una pequeña exposición en el cole sobre el tema. 

Grandes escritores como Miguel Delibes (Mi querida bicicleta) o Patrick Süskind (La historia del señor Sommer, memorable el capítulo en el que explica cómo de niño iba en bicicleta a sus clases de piano, página 67) han dedicado páginas a este humilde medio de transporte. 

IMG_20210830_150347

Libros para más mayores y adultos. El relato de El pequeño Nicolás titulado La bici es muy divertido para leer en voz alta en casa o en el cole para hacer una lectura dramatizada. 

Y si de ilustradores se trata podemos citar a Dick Bruna, Janosch, Albertine, Madalena Matoso, etc. Grandes artistas han dibujado ese objeto que es también un juguete ansiado por cualquier niña o niño. Queremos hacer una mención especial al gran Sempé que la convirtió en protagonista y secreto inconfesable en su delicioso librito El taller de bicicletas.

Por cierto, acabamos de saber que la editorial Coco books reeditará la serie de Miffy creada por Bruna. ¡Una gran noticia!  Y también en el cine la bicicleta ha tenido un gran protagonismo. Nos encanta Día de fiesta de Jacques Tatí. 

Ya nos estamos imaginando el 3 de junio, día de la bicicleta, una quedada en alguna plaza o junto al río, con bicis, cuentos y la merienda o el almuerzo. Felicitamos al Ayuntamiento de Logroño por su apuesta en favor de la movilidad sostenible y por la ilusión con la que están haciendo cambios importantes para mejorar nuestra calidad de vida y favorecer el turismo sostenible. Una tendencia a la que se están apuntando ciudades de toda Europa. Nos despedimos con esta deliciosa canción que en 1968 cantaba Yves Montand: En bicicleta

Madalena Matoso y Planeta Tangerina

IMG_20210801_190704

Los libros de Madalena Matoso (Portugal, 1974) te invitan a pensar, a preguntar, a moverte, etc…

Queremos estrenar el mes de agosto con una ilustradora portuguesa que nos viene cautivando desde hace tiempo: Madalena Matoso (Lisboa, 1974). En 1999 junto a la escritora Isabel Minhós Martins y otros dos compañeros crea un estudio de ilustración y diseño que más tarde se convertiría en la editorial Planeta Tangerina. Querían publicar libros interactivos, que obligaran a los pequeños lectores a implicarse en la lectura e incluso a jugar con ellos y que además fueran divertidos.

Así nació El libro que hace clap, un libro que además de ver y mirar has de manipular y dar movimiento para disfrutarlo plenamente. También de aquí salió ¡De aquí no pasa nadie! que juega con el espacio de la página como elemento narrativo. Luego quisieron explorar también el libro informativo y surgió Comerse el tarro, en este caso un libro para mediadores que aporta mucha información sobre cómo funciona nuestro cerebro.

Y así, de a poquito, han ido creando un catálogo de los más creativos y originales de la Literatura infantil y juvenil actual. En España la mayoría de sus libros los ha publicado la editorial Fulgencio Pimentel. De hecho recién acaban de publicar Con el tiempo. Y nosotras ya lo hemos incluido en nuestra lista de Candidatos porque nos ha encantado. Muestra con ejemplos concretos algo tan abstracto como el tiempo.

Las ilustraciones de Madalena Matoso tienen una gran influencia de la escuela polaca de ilustración y de los constructivistas rusos (caracterizada por la geometría libre, las formas abstractas y los colores primarios) y al mismo tiempo resultan actuales, frescas, con mucho color y humor. En Francia lo editó Thierry Magnier. Madalena ha recibido el Premio Nacional de Ilustración de Portugal en dos ocasiones, 2008 y 2018. Buscad todos sus libros en la Biblioteca más cercana. ¡Os encantará!

Cuentos con pastitas

Bizcocho de yogur recién horneado y acompañado de cuentos en los que los personajes desayunan o meriendan, comen pastitas, tartas, etc.

En La Rioja estamos confinaditas perdidas, no podemos ir al cine ni a la biblioteca, por supuesto los bares y restaurantes están cerrados. Así que las Tomasas nos hemos tirado a la humilde repostería casera. Y mientras montábamos las claras hemos pensado que hay muchos cuentos en los que se bromea con las pastitas, se invita a merendar, etc. Así que tras meter nuestro bizcocho de yogur en el horno nos hemos puesto a rebuscar en las estanterías a ver si el tema daba o no daba juego.

Han ido apareciendo Sapo y Sepo, Lester y Bob, El pequeño Nicolás, y otros muchos personajes que comen pastitas o tartas, etc. ¡Qué bonito sería leer en voz alta en clase o en casa alguno de estos relatos y luego repartir un trozo de bizcocho y a desayunar o merendar en el patio o en la terraza o en el balcón!

Aquí os dejamos con mucho cariño nuestro listado: Cuentosconpastitas. Esperamos sugerencias para enriquecerlo. Una cosa os aseguramos, os va a entrar hambre. Por cierto el bizcocho nos ha quedado fantástico. Lo hemos copiado de este vídeo. ¡Nos vamos a merendar Tralarí, tralará! 

Rodari surrealista

Gianni Rodari (Italia, 1920-1980) firmando libros en una escuela. (1979)

Una de las mayores influencias de Rodari fue el surrealismo. Conocía la obra de André Bretón y otros surrealistas franceses y de hecho muchos de los juegos que propone en su Gramática de la fantasía están sacados de los manifiestos surrealistas. Si bien Rodari los traslada al mundo de los niños y con sus habilidades didácticas los simplifica y concreta. 

O al menos eso es lo que afirma el profesor Enrique Barcia Mendo, profesor de la Universidad de Extremadura, en su artículo titulado La herencia surrealista de Gianni Rodari. Lo publicó en la revista CLIJ, nº 187 de 2005. Menciona a Carelman y su Catálogo de objetos imposibles y afirma que Rodari trabaja con palabras y Carelman con dibujos, ambos distorsionan la realidad a partir de objetos cotidianos y nos conducen a lo insólito. Podéis leerlo completo aquí: https://prensahistorica.mcu.es/es/consulta/registro.do?id=1007141.

Echad un ojo también a este estupendo artículo de Eduardo Berti sobre Carelman: El inventor de objetos imposibles.

Y con esta entrada damos por terminado nuestro pequeño homenaje a Rodari. Recordad que en nuestras recomendaciones para regalar esta Navidad está el Libro de los errores que nos encanta.