¿Tenéis cuentos de gatos?

Álbumes protagonizados por gatos. Buscadlos en la biblioteca más cercana. Los gatos siempre andan buscando escondrijos y lugares donde acurrucarse.

Antes del confinamiento, en el Club de lectura Manzanitas, repartimos cuentos de perros. Todas y todos estaban encantados, pero hubo un niño que dijo: A mi me gustan más los gatos, yo tengo un gato. ¿Tenéis cuentos de gatos? ¿No podemos hacer el club de gatos? Cuando volvíamos a casa caminando empezamos a pensar y enseguida surgió Ningún beso para mamá (el afamado cuento de Ungerer), o el cuento tradicional de El gato con botas, o el cómic El dulce hogar de Chi, por no mencionar a la despistada gata Mog.

Libros de poemas protagonizados por gatos o con muchos gatos ronroneando.

Así que estas semanas de confinamiento a la par que ordenábamos nuestras estanterías hemos ido apartando todo lo relativo a los felinos. Llevamos leídos más de cien álbumes de gatos, muchos muy tontunos. Con los mejores haremos un listado exhaustivo por géneros y os lo compartiremos. De momento mirad las fotos y opinad. Si echáis en falta alguno que os gusta especialmente escribidnos porfa. ¡Marramamiau, miau, miau!

Cómics protagonizados por gatos para grandes y pequeños. Del macarra Fritz a la dulce Chi.

Jon Klassen, ilustrador de texturas

Libros de Jon Klassen que hemos manejado en la sesión del sábado 7 de marzo de 2020. Ateneo riojano. Club de lectura Todo el mundo va. Monográfico dedicado a Jon Klassen.

Jon Klassen, autor de álbumes como Este no es mi bombín o Yo quiero mi gorro, ha sido el protagonista de nuestra sesión del club de lectura Todo el mundo va del sábado 8 de marzo. Estos dos álbumes le han dado fama internacional pero ha publicado muchos más, algunos con Mac Barnett. De hecho el que acabamos de elegir 20 de este año está firmado por los dos: El lobo, el pato y el ratón (Juventud, 2018).

Empezamos explicando algunas características que lo diferencian de otros ilustradores, una vez reparas en ellas, ya distingues sus álbumes en cualquier parte.

  1. El uso del color. Utiliza tonos pardos, grises, verdes; incluso el blanco no es un blanco cualquiera, es un blanco especial y lo usa mucho para los fondos. Nunca usa colores saturados.
  2. Manejo de las texturas. Pinta capa tras capa (a modo de collages), brochazos, aerógrafo, etc. Magnífico para trabajar con los niños en clase texturas con distintos materiales.
  3. La mirada, los ojos de los personajes son fundamentales para entender las historias; hay que fijarse mucho.
  4. El humor. Todos sus álbumes tienen un humor sutil, no es un humor de carcajada, no; es un humor que requiere una segunda lectura, que te obliga tras acabar el cuento a volver al principio.
  5. Lector cómplice. Los álbumes de Klassen y Barnett precisan cierta mediación, preparar la atmósfera, el ambiente. Y es que el lector mirando las ilustraciones, sabe lo que no saben los protagonistas del cuento. Esto a las niñas y niños les encanta. Y además, con frecuencia, tienen un final abierto, interpretable. No son álbumes para leer medio dormidos o en un ambiente ruidoso. Requieren concentración y participación.
  6. Imagen estática. No predomina la acción, lo que impera son los diálogos. Y a menudo esos diálogos contradicen lo que dice la imagen, en un juego cómplice, sutil, de dobles sentidos que te atrapa, te implica y te hace sentir partícipe de la historia.

Klassen dice que sus álbumes son destilados, prefiere ir a la esencia, no usar mucho texto. Le gusta crear álbumes que hablen de sentimientos, pero con mucho humor. Todo esto lo fuimos comentando a la par que leíamos en voz alta y mostrábamos los álbumes citados. Nos encantan los libros de esta pareja y nos atrevemos a vaticinar que este ilustrador (y quizá también Mac Barnett) será muy pronto premio Andersen. ¡Así de chulas somos!

Cuentos de osos (1ª parte)

Más de treinta personas nos juntamos en el Ateneo la mañana del sábado 8 de febrero de 2020.

La mañana del sábado resultó muy concurrida y nos faltó tiempo para todo lo que queríamos abordar. Empezamos mostrando más de 60 cuentos de osos, partiendo de grandes clásicos como El oso que no lo era, Vamos a cazar un oso, Historias de Winny de Puh, etc. fuimos mostrando las bondades de cada obra.

Libros informativos que recopilamos con información sobre los osos.

Luego hicimos una lectura dramatizada de Historias de Winny de Puh de Milne, en concreto del capítulo: En el cual Christopher Robin dirige una Expodición al Polo Norte. (Pg. 123-140). Nos sirvió para comentar la obra en su conjunto, los juegos de palabras, el humor sutil, los personajes tan bien trazados y por supuesto hablamos de los dibujos de Ernest Shepard. Comentamos también las historias cortas de Björn, seis historias de un oso.

También hemos encontrado cómics protagonizados por osos.

Y decidimos dejar El oso que no lo era para la sesión del sábado 7 de marzo. Antes de despedirnos repartimos ejemplares de la novela de Marian Engel, El oso  (Ejemplares Biblioteca de La Rioja). De modo que seguiremos hablando de osos. Es un centro de interés que ofrece muchas posibilidades y queremos profundizar un poco más. El listado lo actualizaremos con las aportaciones y comentarios que vayamos recibiendo.

Voces en el parque

Álbumes de Anthony Browne que recopilamos para la exposición del sábado 9 de nov. de 2019.

La manaña del sábado amaneció luminosa y nos juntamos en el Ateneo 26 personas. Expusimos los álbumes de Anthony Browne e hicimos un breve bosquejo de su trayectoria como ilustrador (empezó como dibujante clínico) y comentamos sus álbumes más emblemáticos. Si bien en todos es importante atender tanto al texto como a la imagen, en Voces en el parque más que nunca, de lo contrario nos perderemos muchas de las pistas que nos va dejando.

Una historia a cuatro voces desarrolla una sucesión de puntos de vista sobre un mismo hecho. Los cuatro personajes viven la misma experiencia pero la sienten de forma diferente, dada la diversidad de sus caracteres y situación social.

Algunas personas lo habían trabajado con su alumnado (en 2º y 3º de Primaria) y comentaron que les había resultado muy atractivo por el colorido y la luz que desprende el álbum. Y todas coincidían en que es un álbum que requiere mediación y varias lecturas para sacarle toda la sustancia.

Algunas claves de su obra

  • Uso de chimpancés con características humanas: algo que curiosamente los niños aceptan con absoluta naturalidad superado el primer momento de extrañamiento. Porque algunas personas le han preguntado por qué usa estos animales en lugar de perros, etc. y él siempre dice que los niños lo aceptaron muy bien desde el primer momento.
  • Sus referentes son René Magritte y Salvador Dalí pero tuvo problemas de derechos (en su álbum Cambios) y hubo de sustituirlos por otros pintores cuya obra estuviera ya libre de derechos, Paul Cézanne por ejemplo. 
  • Surrealismo; Simbolismo; Transformaciones (cafetera-gato)
  • Intertextualidad (Cuentos tradicionales, obras de arte, etc.)
  • Utiliza el sombrero con diferentes significados, algo que también hacía Magritte.
  • Son muy habituales los muros, ladrillos.
  • El lenguaje corporal de sus personajes comunica intensamente las sensaciones que están viviendo.
  • Usa el color para transmitir los estados de ánimo de sus personajes.
  • Uso de las sombras con fines específicos.
  • Elementos diminutos escondidos. Juego de las diferencias (dos ilustraciones casi iguales)
  • Imágenes de lecturas múltiples
  • Utiliza mucho el fuera de campo (pequeños trozos de cuerpo, juego de miradas, etc.)
  • Deja espacios vacíos que el lector ha de reconstruir (lector cómplice).

En el blog del autor vemos encontrado esta adaptación del álbum con música que ha compuesto su hijo. Forma parte del String Quartet London.

En una próxima entrada os resumiremos lo dicho a propósito de El color de la leche. La del sábado fue una sesión muy intensa y participativa.

Mezcla y mueve los libros en torno a un centro de interés

Cuando empezamos en la animación a la lectura, lo primero que nos planteamos es que había que organizar los libros de otra manera, por género, así tenemos los cómics en una estantería, la poesía en otra, los libros informativos en un estante aparte, sin palabras en otra,  y luego ya la ficción por edades. Conforme ha ido creciendo nuestra biblioteca hemos hecho talleres de cómic, de poesía, etc. nos hemos ido especializando.

Pues bien, ahora estamos en otra fase, ahora nos permitimos revolver todo y preparar sesiones monográficas en torno a temas que nos interesan, un centro de interés que de juego. Así tenemos un monográfico de perros, la cantidad de buenos álbumes que hay de perros, pero también libros informativos, por ejemplo Razas de perros con magníficas fotos. Este es uno de los libros que más gusta a los niños en nuestros talleres. No lo leen entero pero lo hojean, comparten con los demás su foto favorita, se leen unos a otros los pies de foto, etc.

¿Adónde queremos llegar con esta reflexión? Pues a que hay que mover los libros, revolverlos, mezclar diferentes niveles de lectura, no tener miedo al caos, dejarles elegir entre lo bueno. El hecho de mezclar ficción y no ficción, álbum y cómic, etc. les permite navegar de un género a otro sin prejuicios, simplemente porque les apetece leer aquello. Y así, a lo tonto a lo tonto, acaban leyendo un montón de títulos al año. Quizá no los han leído de cabo a rabo, pero los han ojeado, han visto los dibujos o las fotos y ya saben de su existencia.

Nos encanta fisgonear por las estanterías y dejarnos sorprender por álbumes que podemos utilizar para esto o aquello. Y lo más curioso es que descubres que hay libros que te sirven para varios monográficos, que son muy flexibles. Ahora estamos preparando un monográfico de osos. También es un personaje muy recurrente en la LIJ y estamos entusiasmadas por la riqueza del tema.