La trilogía de Tora

Uno de los libros que más nos ha emocionado

Uno de los libros que más nos ha emocionado este año 2014.

Hoy sábado 4 de octubre nos hemos juntado en el Ateneo riojano 23 personas y las dos horas que dura el club de lectura se nos han quedado cortas porque tras el descanso veraniego teníamos muchas cosas que contar y compartir. Empezamos por hablaros de Tora, un personaje que nos ha emocionado y que ya forma parte de nuestro patrimonio como lectores. En Noruega se lee en los Institutos y Tora es un personaje con el que todos los adolescentes están familiarizados.

* Leer esta trilogía me ha dado mucho frío, por el clima (Noruega, 1955) las descripciones, los marineros, el pescado, las manos que lo manipulan, etc.

* Los abusos a los niños en la familia no se cuentan, han existido siempre y seguirán existiendo pero es un tema del que no se habla. Pero hay que hablarlo, hay que visibilizarlo. Y Wassmo lo cuenta, y lo cuenta muy bien;  y lo cuenta sin herirnos, sin regodearse en el dolor. Y emociona y a veces se hace angustioso y opresivo pero a pesar de ello me ha gustado mucho leerlo porque también es hermoso leer libros tristes. Y estaría bien que lo leyeran los adolescentes.

* Los personajes femeninos se apoderan de la novela, esa tía Raquel tan vital, la propia Tora, su amiga con la madre enferma.

* Me ha enganchado totalmente, cogí el primero y no paré hasta acabar la trilogía y sigo colgada de esa niña frágil y fuerte a la vez. Me ha emocionado, sigo rememorando su pueblo, su vida, se ha quedado dentro de mí.

* No me he atrevido a leerla, no tenía el cuerpo para este tema, creo que ahora después de escucharos, la voy a leer este invierno.

Ha sido un buen arranque de curso y de allí nos hemos marchado a la Feria del Libro Antiguo que se acaba de abrir en El Espolón. ¡Besos!

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea

Annabel Pitcher (1982, Yorkshire)

Y seguimos con el relato de lo acontecido en nuestra sesión del Club de lectura Todo el mundo va del pasado sábado 14 de enero.

La novela de Annabel Pitcher narrada en primera persona por Jamie, un niño de 10 años que nos cuenta cómo murió su hermana, cómo se largó su madre, cómo su padre empezó a beber y…

A pesar de todo la voz de Jamie no pierde la esperanza, la ilusión, el sentido del humor y las ganas de vivir.

Una novela perturbardora que no deja indiferente a nadie y que augura un gran porvenir a esta joven narradora; su escritura convulsa, rápida, a trompicones, te engancha desde la primera línea.

*****************

Resultó un libro determinante para algunas de las personas que allí nos juntamos, a la mayoría nos emocionó y hasta conmocionó.

Pasen y lean

Me ha trasmitido mucho dolor; he sufrido y he llorado porque son historias muy reales.

*************

Me ha gustado la trama, cómo te va enganchando.

*************

Yo intentaba no dejareme llevar por los sentimientos que me iba produciendo la lectura, quería ver el toque de humor, de chispa, de gracia, que también la tiene pero al final acabé llorando amargamente.

Mi marido me decía ¡Pero qué libros lees hija mía! Finalmente él también lo ha leído y aunque es triste a los dos nos ha gustado mucho.

*************

El libro de mi vida, he llorado mucho.

*************

En la página 181 se me puso un nudo en el estómago… tuve que parar de leer. Me pasó como cuando leímos La carretera. Son libros tristes, que te deprimen, te perturban pero a la vez son muy hermosos y te alegras de haberlos leído.

*************

Me ha gustado la facilidad con que la autora consigue un toque de humor dentro de lo macabro de la situación; como cuando alguien se cae al suelo por la calle delante de ti y quieres ayudarle pero a la vez te mueres de risa.

*************

Me enganchó enseguida y lo de la muerte es que ante algo tan transcendental pues yo no me asombro de nada; a veces la realidad supera cualquier ficción. 

*************

Yo he estrenado el e-reader con este libro y me ha gustado la sensación y a mis hijas (de 14 y 16 años) también. ¡Me lo trajeron los Reyes!

*************

Cada persona sobrevive a la muerte de un ser querido como puede ¡Yo no juzgo!

*************

A mi me gustan los libros tristes porque dan alegría de vivir.

*************

La figura de la madre presente en toda la novela pero que no aparece hasta la página 192; y cuando aparece es solo un momento y te deja sin aliento, como se queda Jamie. Me gusta mucho cómo cuenta la historia, te crees esa voz narradora, ése niño. ¡Una delicia!

*************

Por favor, buscad libros un poco más alegres… no tan intensos…

******************

Y tuvimos que cortar porque la novela daba para mucho más pero se hacía tarde y había que volver a casa; así que nos despedimos y nos abrigamos bien ¡Qué frío!

Por cierto que la siguiente sesión será también muy intensa pero ésa es otra historia para otro día.

Nosotros somos los buenos ¿verdad papá?

LA CARRETERA (The road)

Cormac McCarthy

Mondadori, 2009 (16-99)
Categoría: novela

CANDIDATO 20 cuentos 20 de 2010

Seguimos comentando nuestra sesión del pasado 9 de enero en nuestro Club de lectura “Todo el mundo va”.

Algunas madres confesaron haber abandonado la lectura de la novela ante la crudeza del relato. “Es tan triste…”

Sin embargo, a varias les había conmocionado y  traían un montón de impresiones escritas, así que mantuvimos  un apasionante debate.

1. Los personajes tras el reciente holocausto nuclear están desprovistos de todo (apenas un carrito con algunos enseres) por no tener no tienen ni nombre: “el hombre”, “el chico”

2. Cormac McCarthy no nos describe cómo

ocurrió esta hecatombe sino que a través de los diálogos y situaciones, los lectores, vamos reconstruyendo lo ocurrido, completando el puzle.

Mantiene así un cierto desasosiego que nos obliga a seguir leyendo este aterrador relato que nos arrastra a lugares a los que no estamos seguros de querer ir.

3. El libro está muy bien documentado y describe acciones muy físicas, muy manuales: reutilizar cosas con la ayuda de herramientas, buscar la forma de alimentarse cada día, la manera de protegerse del frío, la lluvia, la nieve; la cosa es subsistir, seguir adelante.

4. La novela no está estructurada en capítulos sino en párrafos, unos largos y otros breves, salpicados de diálogos entre padre e hijo.

Una madre nos leyó la opinión de su hijo de 16 años.

“He ido leyendo la novela a ratos, a veces sólo un párrafo porque tenía que estudiar, pero luego la cogía de nuevo y me tenía enganchado; en cambio otras novelas tienes que leer un buen rato seguido para saber de qué va y enterarte de la historia. Me ha gustado eso, que tenga párrafos cortos. Nunca había leído una novela así. Me ha gustado.”

5. La puntuación es peculiar, muchos puntos, frases cortas, casi poemas en prosa.

“No había nada. El viento agitando los helechos muertos junto a la carretera. Un crujido en la distancia. Puerta o persiana” (Pág. 82)

6. El lenguaje utilizado por McCarthy es exultante, duro, solo superado por su imaginación infernal. Apenas utiliza adjetivos y cuando los usa están “sucios”

“Le lavó el pelo apegotado y sucio y lo enjabonó con las esponjas. Vació el agua ya asquerosa…” “…hundió los apestosos vaqueros” (Pag. 111)

7. No nos parece una novela más de ciencia-ficción, a pesar de que el punto de partida es un hecho ya trillado en otras novelas del género, aquí es solo un telón de fondo; Cormac describe con especial delicadeza la relación padre e hijo y es el personaje del niño el que con su ingenua pregunta recurrente, nos habla de la necesidad de mantener nuestros valores, nuestros principios, pase lo que pase…

¿Nosotros somos los buenos verdad papá?

El padre ha de robar e incluso matar para poder subsistir, para salvar a su hijo y el niño pregunta de nuevo: pero… ¿nosotros somos los buenos verdad papá?

8. El miedo a morir, frecuente en las anteriores novelas de McCarthy, aquí está superado por el temor de sobrevivir; se alude al suicidio de la madre y el padre da a entender varias veces que la única razón de seguir adelante es salvar a su hijo, su vida le importa poco.

9. LLegado a este punto, yo lector me pregunto ¿sería capaz de hacer lo mismo? ¿Encontaría yo estrategias para sobrevivir en estas circustancias? ¿Me rendiría?

*******************************************************

Los párrafos que nos parecen especialmente desgarradores:

“…Echaron a andar por el asfalto bajo una luz gris plomo, arrastrando los pies por la ceniza, cada cual el mundo entero para el otro (Página 11)

“…Hizo unos hoyos en la arena para acomodar las caderas y los hombros del chico para que se acostara y se sentó abrazándolo. Evoca las formas. Cuando no tengas nada más inventa ceremonias e infúndeles vida (Pág. 59)

*******************************************************

– El libro engancha al lector y lo domina, y cuando lo tiene atrapado lo sacude con una descarga de violencia y de ternura al mismo tiempo.

– Esta historia es digna de llevarse al cine por algún maestro como Howard Hawks si aún viviera; no podemos opinar sobre la realización de John Hillcoat porque todavía no se ha estrenado en Logroño.

– Una vez acabada su lectura, te sigue socavando la mente, te sigue allá donde vayas…Ya nada volverá a ser igual…

Algunas personas comentaron que iban a retomar la lectura porque querían opinar sobre la novela,el debate les había provocado las ganas de leerla; además, se ha editado en formato bolsillo por lo que se encuentra fácilmente y a precio muy asequible en cualquier librería.

Una obra que no dejó indiferente a nadie, un libro perturbador.