La voz potente de Mary

A todo el mundo le había conmovido la voz de Mary, la  protagonista de la novela El color de la leche. Seguimos con el relato de lo hablado en la sesión del sábado 9 de noviembre. Unanimidad absoluta en la valoración. Varias personas traían puestos posits en aquellas páginas de las que querían comentar algo.

La historia ambientada en la Inglaterra rural abarca un año, de 1830 a 1831. Arar, sembrar o dar de comer a los animales es su forma de vida, tanto, que hasta está estructurada siguiendo las cuatro estaciones, tan importantes para la agricultura.

… y por la mañana y por la noche se formaban capas de niebla, y eso hacía que las colinas se volvieran suaves y el aire, espeso. / … y Edna llenó la cocina de botes y cacerolas y estuvimos muy ocupadas con las frutas y metiéndolas en los botes. y Harry sacó de la tierra todas las remolachas y las zanahorias y las cebollas y las trajo hasta la puerta trasera. nosotras las pusimos en unas cajas de arena y las dejamos en el cuarto frío, y después pusimos las manzanas en la oscuridad. y él metió todas las patatas en sacos y comprobamos que las bolsas estaban bien cerradas y que no les entraba nada de luz. (Página 91)

Algunas opiniones vertidas en la sesión

A mí me ha cautivado esa voz, esa Mary que nos habla y nos conmueve e incluso por momentos nos hace reír (los tacos que suelta el abuelo, la hostia). Es un personaje muy potente con una voz que se te queda dentro, casi parece que vaya a aparecer en cualquier momento por la puerta para seguir contando las cosas que le han pasado. Nunca pierde la dignidad.

Yo la recomiendo para leer en los institutos, a los adolescentes les encantan los dramas y les atraparía seguro. 

A mí me ha recordado historias de mujeres reales, mujeres que se fueron del campo a la ciudad a servir en casas; y sus jefes las violaban o las embarazaban, encuentro que hay mucho de real en esta novela y me ha removido mucho.

Yo escribo y me ha sorprendido esa voz narrativa tan potente y a la vez parece salirle a Nell con tanta facilidad. En los talleres de escritura nos dicen que tenemos que buscar nuestra propia voz, al leer esta novela he comprendido lo que eso significa. 

El violento final me parece la respuesta ante tantos abusos, ante la pérdida de la capacidad de elección; esa violencia es el único resquicio de libertad.

La cubierta del libro es del pintor danés Vilhelm Hammershoi (1864-1916) conocido por sus escenas de interior frías, poéticas y su manejo de la luz. Claramente inspirado por Vermeer y a su vez inspirador del americano Edward Hopper. Fantástica la edición de Sexto Piso.

También comentamos que el jueves 21 de noviembre a las 17.30 horas tendremos un encuentro con Nell Leyshon y otros clubes de lectura, ya os contamos que venía al Cuéntalo, y tendremos oportunidad de conocerla y preguntarle todo lo que queramos. Será en la Biblioteca Rafael Azcona de Logroño. ¡Estamos muy ilusionadas! Antes de despedirnos repartimos ejemplares de La niña en llamas.

Mary Shelley y su criatura

El castillo de Frankenstein existe de verdad, está en Alemania. En 1673 nació aquí el que luego sería un alquimista de triste fama: Konrad Dippel. Obsesionado con hallar una cura para la muerte, realizaba experimentos macabros y robaba restos humanos para devolverles la vida. Esta historia era conocida por los lugareños y por Mary y Percy Shelley.

Esta mañana como íbamos a hablar de Frankenstein ha hecho mucho frío, viento y nieve (aunque en Logroño no ha cuajado). Nos hemos juntado en el Ateneo 28 personas (más concurrido que en otras sesiones) y no hemos parado de hablar de la vida de Mary Shelley, de su criatura (el monstruo) y de su creador Víctor Frankenstein.

Han habido opiniones muy diversas, algunas personas no habían conseguido entrar en la novela, el pacto con el lector, eso de, vale me lo creo, no les había funcionado. Y varias han reconocido haber leído la novela solo porque luego íbamos a hablar de ella; si no, la hubieran abandonado. Eso sí, una vez hecho el esfuerzo todo el mundo estaba orgulloso de haberla leído, de saber el origen de la historia que tanto ha influido en el cine, en otras obras literarias, etc.

Y es que ya se sabe que hay obras que exigen un precio, que requieren esfuerzo, pero luego te dan mucho. No vamos a entrar en el contenido de la novela porque sería muy prolijo. Aquí tenéis un resumen del club de la BUR.

Tras repartir ejemplares de Aya de Youpougon nos hemos despedido hasta el sábado 16 de febrero que nos encontraremos de nuevo en el IV Encuentro de Clubes de Lectura de La Rioja. Ahora mismo, mientras tecleamos, está lloviendo de forma salvaje. ¡Qué sábado más romántico! ¡Nos vamos a la siesta!

Cuatro juegos relacionados con Frankenstein. Recomendados por el coordinador de Todo el mundo juega, Pepe Pellejero,  que nos ha acompañado en la sesión.

Leyendo Frankenstein

Tres ediciones distintas disponibles ahora mismo en el mercado. Hablaremos de la novela el próximo sábado 2 de febrero. Ateneo riojano, 11.00 horas. ¡Entrada libre!

La obra de Mary Shelley, Frankensteinreferente de la literatura universal, es la novela prototípica de terror romántico. Con motivo del Bicentenario de la 1ª ed. (1818), en 2018 se han realizado homenajes, congresos, etc. Todo ello ha propiciado la publicación de distintas ediciones. Nosotras hemos querido unirnos a dicha celebración y durante este mes de enero estamos leyendo la novela y profundizando en la vida de Mary Shelley, con una mirada del siglo XXI.

Los especialistas la enmarcan dentro del movimiento romántico, un movimiento artístico y literario surgido a finales del XVIII en Inglaterra y Alemania que luego se extendió por el resto de Europa y América. Se caracteriza por la importancia que da a los sentimientos y la sensibilidad; exaltación de lo natural, la naturaleza frente a lo artificial. Visión pesimista y angustiada de la existencia, agudo sentimiento de desengaño. Frente a la razón reivindica los sentimientos, la fantasía, el sueño, la locura, la intuición. El protagonista de la novela romántica es un ser asocial.

¿Cómo hemos planteado la sesión?

Hablaremos de las circunstancias en las que Mary escribió la novela, de su adaptación al teatro (lo que le dio una gran popularidad) y de la propia autora. Leeremos en voz alta la invocación que hace Víctor (Frankenstein); resaltaremos los momentos claves de la narración: cuando se mira en el lago, cuando se encuentran y hablan Victor y la criatura, etc. También nos detendremos en la complicada estructura de cajas chinas.

Que no falte nadie porque ya tenemos preparado el siguiente lote de libros, el cómic de Aya de Yopougon. Y os avanzaremos los contenidos del IV Encuentro de Clubes de Lectura de la Rioja que organiza la Biblioteca de la Universidad de La Rioja. El sábado 16 de febrero es la fecha elegida. Apuntadlo desde ahora en el calendario de la cocina. ¡Hasta el sábado!

Os dejamos con la serie The Frankestein Chronicles, una desigual pero interesante revisión del clásico de Mary Shelley.

La cámara verde: una sátira sobre la codicia

20 personas nos hemos juntado hoy sábado en el Ateneo riojano para hablar de La cámara verde de Martine Desjardins (Impedimenta, 2017). Lo recomendamos de 16 a 99 años. ¡Humor negro!

Chispeando ha amanecido en Logroño hoy sábado y nosotras hemos hablado durante dos horas de la hilarante novela, La cámara verde, de Martine Desjardins (Canadá, 1957). Podríamos encuadrarla dentro de la literatura fantástica. Aborda muchos temas: especulación inmobiliaria, negocios,dinero como única religión, ahorro, codicia, falta de sentimientos, los peligros de una educación estricta, etc. Queremos destacar también la fantástica traducción, se la debemos a Luisa Lucuix Venegas.

La autora decía en una reciente entrevista: La novela está inspirada en la historia de mi familia, tanto por parte de mi padre como por la de mi madre. En ambas, el dinero y las herencias han causado multitud de problemas. Mi abuelo era promotor inmobiliario, como Prosper Delorme, y también era un hombre de gran avaricia. He crecido en un universo donde el dinero era sagrado, donde cada gasto debía estar justificado y donde el despilfarro era considerado un crimen.

Es la casa la que cuenta la historia en 1ª persona, una casa que oye, ve, huele, siente y padece. Una de las cosas que más hemos resaltado es que la novela tiene constantes giros narrativos que te impiden imaginar qué es lo que va a ocurrir, te mantiene en vilo hasta el final. El tiempo va y vuelve del presente al pasado.

Combina un lenguaje muy cuidado (cuando narra la casa) con un lenguaje propio de lo oral (refranes y frases hechas) en los abundantes y ricos diálogos: Tirar de la lengua, Mi gozo en un pozo, Todavía duda de poner al lobo a cuidar las ovejas, Le pagaron a tocateja.

Algunas opiniones que se han vertido:

Yo la he leído dos veces, la primera estoy más pendiente de la trama; en cambio, en la segunda, analizo más cada detalle, la paladeo mejor y también busco posibles fallos. Esta novela me ha gustado mucho la primera vez y la segunda todavía más. / El texto es ingenioso, de un humor hilarante que no se encuentra fácilmente. / La descripción de los personajes es magnífica. / Al principio los personajes me producían rechazo porque la racanería es una cosa que odio.

Una de las cosas que más me gusta de la novela es la intriga, te crea una incógnita y desde el principio y casi hasta el final no la resuelve. Te mantiene en vilo toda la novela. / A mí el sentido del humor tan sutil, cuando habla del entierro: Enterramos a Louise con poca pompa (Página 211)

Maneja muy bien el lenguaje: Estelle entra en unos de esos estados de cólera latente que presagian la peor de las tormentas (Página 115)

El personaje de Estelle me ha recordado a la vieja usurera de Crimen y castigo de Dostoievski. / A mí a los libros de Andrew Clements. Tiene uno que se titula Dinero para comer. Es un chaval obsesionado con ahorrar y sacar rentabilidad de todo. Funciona bien con niñas y niños de 10 a 12 años. 

Yo leí en la web de Impedimenta que era una obra maestra del gótico canadiense, deudora del mejor Robertson Davies. Saqué de la biblioteca Espíritu festivo y me está gustando mucho. ¡Es tan difícil encontrar libros divertidos bien escritos!

La cámara verde es una novela sobre la racanería, el apego al dinero; sin embargo yo pienso que ahora estamos en el polo opuesto: la obsesión por el consumo, por las marcas, por gastar.

Lulú, mujer desnuda

Hablando de Lulú, mujer desnuda. Sábado 5 de marzo. Ateneo riojano.

El sábado 5 de marzo en el club de lectura Todo el mundo va abordamos el análisis de Lulú, mujer desnuda, una novela gráfica que puede gustar o no pero que a nadie dejó indiferente; varias personas se quejaron de que la obra se haya publicado en dos volúmenes ¿no cabía en uno? A nosotras no nos parece mal, la hace más manejable.

Empezamos dando unas pinceladas sobre el autor. Se dio a conocer con Ha muerto un hombre, una novela gráfica que alterna ilustración y fotos sobre un hecho real: la muerte de un hombre en las revueltas sindicales de los años cincuenta en Francia. Con ella ganó un premio en el Festival de Angoulême 2009. Davodeau afirma que le gustan mucho los silencios, por eso algunas viñetas no contienen texto alguno para dejar respirar al lector, una historia se cuenta entre dos dice él: el autor y el lector.

Y luego ya abrimos el turno de intervenciones que fueron muy distintas.

Nos gusta especialmente el dibujo, la historia que cuenta, que podría ser la de cualquiera de nosotras… porque ¿Quién no se ha levantado una mañana con la sensación de no poder más con tu vida cotidiana… con ganas de ir a por el pan y no volver a casa, con ganas de desaparecer… ya vale que siempre sean ellos lo que se van a por tabaco.

Lulú se deja llevar, está abierta a todo, a lo que venga… yo creo que ha hecho ahora a los cuarenta lo que tenía que haber hecho a los veinte. /  Lo leí por primera vez el verano pasado cuando lo pusisteis en Candidatos a 20 cuentos 20; acababa de leer Tamara Drewe y no me gustó, la verdad es que hice una lectura rápida y ansiosa.

Sin embargo ahora en una segunda lectura más pausada he descubierto otro libro y me ha gustado mucho pero requiere tranquilidad; recomiendo leer el primer volumen y esperar al menos un día para abordar el segundo. No puede leerse como Tamara Drewe que es un folletín pero me encanta.

Me gusta el personaje de Lulú porque es real, con sus luces y sus sombras; no es un personaje plano, va evolucionando y no es todo el rato una víctima; quizá el marido necesitaría otra novela, quizá también es una víctima. Me gusta que Davodeau no cargue las tintas contra él. Los personajes pueden gustarte más o menos pero son de carne y hueso. Todos conocemos a alguna Lulú y todas tenemos un trocito de Lulú.

No me ha gustado el final, un tío que cree que te ha matado y se larga y vas tú y corres a buscarlo. / Pues a mí me ha gustado mucho el final, todo se precipita y Lulú sale en busca de su marido porque teme que cometa alguna tontería… que se estrelle con el coche… cualquier cosa.

Mi marido la ha leído y me dijo que no veía la necesidad de irse porque en estos tiempos las mujeres son libres para hacer lo que quieran. Yo no comparto su opinión, veo muy creíble la historia y lo de ser libre es muy relativo ¿libre con tres hijos?

Los amigos son muy compresivos, no se si a mi me gustaría eso de andar en boca de todos… creo que preferiría que no se metieran. / Pues en mi grupo de amigos es habitual comentar entre nosotros las crisis por las que pasamos y ayudarnos, no se, a mi no me parece mal la postura que toman los amigos de Lulú.

Me gusta la forma en que está narrada la novela, el amigo que comienza la historia y la acaba yo lo identifico con el autor, con Davodeau. Creo que aunque él mismo dice que no se trata de hechos reales, estoy convencida de que ha tenido que vivir muy de cerca una situación similar, de lo contrario no sabría reflejar tan bien la psicología de los personajes.

El primer tomo me ha emocionado, consigue muy bien crear un cima, meterte en la historia; en el segundo pasan más cosas… todo se precipita. / Me ha parecido muy triste, que se vaya de casa, que deje a su marido, vale… pero que abandone a sus hijos???

Los abandona porque está hecha polvo, con la autoestima por los suelos; además los deja con su padre y con su hermana, no estamos hablando de bebés. Ella misma dice: No me gusta mi vida. Nunca ocurre nada. No se si quiero a mi marido. Me siento como una extensión de la cocina o la lavadora. No veo nada bueno en el futuro. No me quiero mucho.

¿Gustará a los adolescentes?

Pues yo creo que no, que es más para gente de mediana edad que lo leerá y puede darle esperanza… esperanza de que se pueden ir, marcharse a buscarse a si mismos, separarse… / Yo se lo he pasado a mi hija de 15 años y me ha dicho que estaba bien pero que no le gustaba nada cuando Lulú se enrolla con otro; eso la ha descolocado, y encima el tío es gordo y feo. Me desagradaría mucho ver a mi madre besándose con otro.

Mi hijo de 17 años lo leyó y me dijo: ¡Joder! ¡Joder mamá, menudo cómic me has traído!  / Yo nunca había pensado que mi madre se pudiera ir de casa, ni siquiera había pensado en que os podríais separar. Lulú me parece un poco tonta, aguantar todo éso. La hija adolescente me parece muy valiente. El personaje de la señora mayor me parece un poco postizo aunque me gusta. / No me importaría que hubiera una tercera parte a ver qué pasaba…

Mi hija de 14 años la leyó y me preguntó ¿a ti te ha gustado? Yo le dije que sí y se quedó callada. Al día siguiente sin venir a cuento comiendo nos dijo: Oye papá ¿Y si os váis mamá y tú al cine? Me dejó perpleja, creo que había entendido muy bien la historia… por cierto ni fuimos al cine ni a ninguna parte.

Yo se la he pasado a mi marido y le he dicho Léete esta novela para que sepas lo que puede pasar si no te portas bien. / Me deja mal sabor de boca, Lulú busca una salida, no se si es la mejor salida…