Mary Shelley y su criatura

El castillo de Frankenstein existe de verdad, está en Alemania. En 1673 nació aquí el que luego sería un alquimista de triste fama: Konrad Dippel. Obsesionado con hallar una cura para la muerte, realizaba experimentos macabros y robaba restos humanos para devolverles la vida. Esta historia era conocida por los lugareños y por Mary y Percy Shelley.

Esta mañana como íbamos a hablar de Frankenstein ha hecho mucho frío, viento y nieve (aunque en Logroño no ha cuajado). Nos hemos juntado en el Ateneo 28 personas (más concurrido que en otras sesiones) y no hemos parado de hablar de la vida de Mary Shelley, de su criatura (el monstruo) y de su creador Víctor Frankenstein.

Han habido opiniones muy diversas, algunas personas no habían conseguido entrar en la novela, el pacto con el lector, eso de, vale me lo creo, no les había funcionado. Y varias han reconocido haber leído la novela solo porque luego íbamos a hablar de ella; si no, la hubieran abandonado. Eso sí, una vez hecho el esfuerzo todo el mundo estaba orgulloso de haberla leído, de saber el origen de la historia que tanto ha influido en el cine, en otras obras literarias, etc.

Y es que ya se sabe que hay obras que exigen un precio, que requieren esfuerzo, pero luego te dan mucho. No vamos a entrar en el contenido de la novela porque sería muy prolijo. Aquí tenéis un resumen del club de la BUR.

Tras repartir ejemplares de Aya de Youpougon nos hemos despedido hasta el sábado 16 de febrero que nos encontraremos de nuevo en el IV Encuentro de Clubes de Lectura de La Rioja. Ahora mismo, mientras tecleamos, está lloviendo de forma salvaje. ¡Qué sábado más romántico! ¡Nos vamos a la siesta!

Cuatro juegos relacionados con Frankenstein. Recomendados por el coordinador de Todo el mundo juega, Pepe Pellejero,  que nos ha acompañado en la sesión.

Leyendo Frankenstein

Tres ediciones distintas disponibles ahora mismo en el mercado. Hablaremos de la novela el próximo sábado 2 de febrero. Ateneo riojano, 11.00 horas. ¡Entrada libre!

La obra de Mary Shelley, Frankensteinreferente de la literatura universal, es la novela prototípica de terror romántico. Con motivo del Bicentenario de la 1ª ed. (1818), en 2018 se han realizado homenajes, congresos, etc. Todo ello ha propiciado la publicación de distintas ediciones. Nosotras hemos querido unirnos a dicha celebración y durante este mes de enero estamos leyendo la novela y profundizando en la vida de Mary Shelley, con una mirada del siglo XXI.

Los especialistas la enmarcan dentro del movimiento romántico, un movimiento artístico y literario surgido a finales del XVIII en Inglaterra y Alemania que luego se extendió por el resto de Europa y América. Se caracteriza por la importancia que da a los sentimientos y la sensibilidad; exaltación de lo natural, la naturaleza frente a lo artificial. Visión pesimista y angustiada de la existencia, agudo sentimiento de desengaño. Frente a la razón reivindica los sentimientos, la fantasía, el sueño, la locura, la intuición. El protagonista de la novela romántica es un ser asocial.

¿Cómo hemos planteado la sesión?

Hablaremos de las circunstancias en las que Mary escribió la novela, de su adaptación al teatro (lo que le dio una gran popularidad) y de la propia autora. Leeremos en voz alta la invocación que hace Víctor (Frankenstein); resaltaremos los momentos claves de la narración: cuando se mira en el lago, cuando se encuentran y hablan Victor y la criatura, etc. También nos detendremos en la complicada estructura de cajas chinas.

Que no falte nadie porque ya tenemos preparado el siguiente lote de libros, el cómic de Aya de Yopougon. Y os avanzaremos los contenidos del IV Encuentro de Clubes de Lectura de la Rioja que organiza la Biblioteca de la Universidad de La Rioja. El sábado 16 de febrero es la fecha elegida. Apuntadlo desde ahora en el calendario de la cocina. ¡Hasta el sábado!

Os dejamos con la serie The Frankestein Chronicles, una desigual pero interesante revisión del clásico de Mary Shelley.

La cámara verde: una sátira sobre la codicia

20 personas nos hemos juntado hoy sábado en el Ateneo riojano para hablar de La cámara verde de Martine Desjardins (Impedimenta, 2017). Lo recomendamos de 16 a 99 años. ¡Humor negro!

Chispeando ha amanecido en Logroño hoy sábado y nosotras hemos hablado durante dos horas de la hilarante novela, La cámara verde, de Martine Desjardins (Canadá, 1957). Podríamos encuadrarla dentro de la literatura fantástica. Aborda muchos temas: especulación inmobiliaria, negocios,dinero como única religión, ahorro, codicia, falta de sentimientos, los peligros de una educación estricta, etc. Queremos destacar también la fantástica traducción, se la debemos a Luisa Lucuix Venegas.

La autora decía en una reciente entrevista: La novela está inspirada en la historia de mi familia, tanto por parte de mi padre como por la de mi madre. En ambas, el dinero y las herencias han causado multitud de problemas. Mi abuelo era promotor inmobiliario, como Prosper Delorme, y también era un hombre de gran avaricia. He crecido en un universo donde el dinero era sagrado, donde cada gasto debía estar justificado y donde el despilfarro era considerado un crimen.

Es la casa la que cuenta la historia en 1ª persona, una casa que oye, ve, huele, siente y padece. Una de las cosas que más hemos resaltado es que la novela tiene constantes giros narrativos que te impiden imaginar qué es lo que va a ocurrir, te mantiene en vilo hasta el final. El tiempo va y vuelve del presente al pasado.

Combina un lenguaje muy cuidado (cuando narra la casa) con un lenguaje propio de lo oral (refranes y frases hechas) en los abundantes y ricos diálogos: Tirar de la lengua, Mi gozo en un pozo, Todavía duda de poner al lobo a cuidar las ovejas, Le pagaron a tocateja.

Algunas opiniones que se han vertido:

Yo la he leído dos veces, la primera estoy más pendiente de la trama; en cambio, en la segunda, analizo más cada detalle, la paladeo mejor y también busco posibles fallos. Esta novela me ha gustado mucho la primera vez y la segunda todavía más. / El texto es ingenioso, de un humor hilarante que no se encuentra fácilmente. / La descripción de los personajes es magnífica. / Al principio los personajes me producían rechazo porque la racanería es una cosa que odio.

Una de las cosas que más me gusta de la novela es la intriga, te crea una incógnita y desde el principio y casi hasta el final no la resuelve. Te mantiene en vilo toda la novela. / A mí el sentido del humor tan sutil, cuando habla del entierro: Enterramos a Louise con poca pompa (Página 211)

Maneja muy bien el lenguaje: Estelle entra en unos de esos estados de cólera latente que presagian la peor de las tormentas (Página 115)

El personaje de Estelle me ha recordado a la vieja usurera de Crimen y castigo de Dostoievski. / A mí a los libros de Andrew Clements. Tiene uno que se titula Dinero para comer. Es un chaval obsesionado con ahorrar y sacar rentabilidad de todo. Funciona bien con niñas y niños de 10 a 12 años. 

Yo leí en la web de Impedimenta que era una obra maestra del gótico canadiense, deudora del mejor Robertson Davies. Saqué de la biblioteca Espíritu festivo y me está gustando mucho. ¡Es tan difícil encontrar libros divertidos bien escritos!

La cámara verde es una novela sobre la racanería, el apego al dinero; sin embargo yo pienso que ahora estamos en el polo opuesto: la obsesión por el consumo, por las marcas, por gastar.

Yoga con cuentos

Traed una colchoneta o esterilla y calcetines limpios y sin tomates, haremos yoga con cuentos. Sábado 3 de marzo, Ateneo (Logroño). ¡Entrada libre!

Este próximo sábado 3 de marzo en el club de lectura Todo el mundo va además de hablar de Las hermanas Bunner haremos yoga con Loreto Jordana. Hay que venir con ropa cómoda, zapatillas y una esterilla (si tienes, si no Loreto trae algunas).

Loreto Jordana (Estella) nos presentará:Yoga como niñas. La sesión se desarrollará con actividades del tipo: juego y baile, posturas de yoga a través de un cuento… música, mirarnos a través de nuestra mirada inocente, respirar con una misma y con la otra y el otro, sintiendo tu cuerpo y el suyo…¡y el nuestro.!, en este aquí y ahora. Inspira, expira. Aprendiendo entre todas.

También rendiremos un pequeño homenaje a Jella Lepman (Alemania 1891-1970) comentando su libro Un puente de libros infantiles. Fue la fundadora de la International library jugendbibliothek. Y asignaremos un 20 de 2018 entre las personas que quieran presentarlo en la Gala de los 20 del próximo 28 de abril. Si nunca has recibido un aplauso u ovación, aprovecha esta oportunidad única en el panorama literario internacional. ¡Será una gala llena de estrellas y tú puedes ser la que más brille! ¡Oh! Puedes invitar a tu familia, amigos y vecinos para que te voten. Entrada libre y gratuita en el Ateneo hasta completar aforo.

La ambigua y sutil Aki Shimazaki

La escritora Aki Shimazaki (Japón, 1954), autora de Hôzuki, la librería de Mitsuko.

Seguimos con el relato de lo acontecido en nuestra sesión del sábado 13 de enero. Aki Shimazaki, de origen japonés lleva 25 años viviendo en Montreal y escribe en francés. Es una mujer discreta, rechaza las entrevistas porque cree que son sus libros los que han de hablar. Para escribir Hôzuki, la librería de Mitsuko, se inspiró en una historia que escuchó hace más de cuarenta años sobre un bebé hallado muerto en una consigna.

Elegimos esta novela porque nos gusta cómo está escrita, es sutil, ambigua. No juzga, solo cuenta, y cuenta lo que quiere, deja cabos sueltos. Nos dio mucho juego para el debate, os dejamos un resumen de la diversidad de opiniones. Los que todavía no la hayan leído es mejor que no sigan leyendo esta entrada, cuanto menos sepan de la novela antes de leerla, mejor.

Es una novela muy distinta a lo que leo habitualmente, libros más densos. Muy minimalista, habla de muchas cosas: de la maternidad, del aborto, del pasado que vuelve, etc. 

Me ha interesado mucho porque te mantiene alerta, ya en la primera página te atrapa: Distraída, rememoro la escena en que yo corría estrechando un bebé entre mis brazos. En la página 17 insiste: Corro en la nieve estrechando un bebé entre mis brazos. Tiene un halo de misterio que te hace seguir leyendo para averiguar hacia donde te lleva.

La forma de escribir, frases cortas, rotundas, me ha recordado a la escritura de Agota Kristof. Me ha gustado mucho. /  Las 135 páginas de la novela muestran un mundo muy contenido, cierto erotismo y ambigüedad. Con ecos del haiku.

Las ocurrencias del niño son magníficas, páginas 36 y 37. A propósito de qué es la confesión. ¿Incluso si le robo dinero a alguien el cura no se lo dirá a la policía?

La protagonista me cae fatal, no empatizo con ella. 

La historia me ha interesado, la protagonista hace lo que le da la gana y eso me gusta.  / A mí no me ha gustado y no entiendo a la protagonista, huye de las ataduras y luego se queda con un niño sordomudo. No me ha resultado creíble la historia. / Es muy heavy, es mantener una mentira toda la vida. 

Ojalá la lleven al cine, es una historia cautivadora.

A mi me ha llevado a interesarme por la cocina japonesa, he buscado en Youtube los platos que menciona: takoyaki, okonomiyaki y kasutera (bizcocho de miel esponjoso).