Goodbye Berlin

Maik (Tristan Göbel) y Tschick (Anand Batbileg) protagonistas de Goodbye Berlin. El tema principal de la película es la amistad aunque las relaciones familiares, las normas, el amor,  también están presentes. Estupendo el ritmo narrativo.

El próximo 19 de julio en la Filmoteca de La Rioja ponen la película Goodbye Berlin. Está basada en la novela de Wolfgang Herrndorf (Alemania, 1965-2013) que en España editó Siruela en 2014 con el mismo título. Es uno de nuestros Candidatos 20 cuentos 20 de este año.

Os invitamos a leer la novela, Premio Nacional de Literatura Juvenil Alemana 2011, de la que el jurado dijo: Esta novela reúne varios aspectos sobresalientes: la sensibilidad del autor para los temas que interesan a los jóvenes, el tono auténtico de los diálogos y el arco narrativo, que mantiene la tensión hasta el cinematográfico final.

La película tiene el valor añadido de la música y un ritmo muy logrado. Las dos son estupendas tanto para adultos como para adolescentes, el final cambia bastante. Si no os da tiempo a leerla acudid igualmente a la Filmoteca, como película (sin haber leído la novela) es fantástica. Nos gustó tanto que iremos a verla de nuevo.

Meg Rosoff gana el premio Astrid Lindgren, el Nobel de la literatura infantil

Meg Rosoff (Inglesa-americana, 1956) ganadora del premio Astrid Lindgren. ¡Y le gustan los perros como a Tomasa!

Meg Rosoff (nació en Boston pero vive en Londres desde hace 20 años, 1956) ganadora del premio Astrid Lindgren 2016. ¿Cómo se llamarán esos perros tan majos? Son de la raza deerhound o lebrel escocés. Son tranquilos, dulces, fieles y obedientes. ¡Y despeinados!

Sus libros no dejan a ningún lector impasible, cautiva tanto al público joven como al adulto y tiene sentido del humor, indicó la presidenta del jurado, Boel Westin, a través de un comunicado difundido en la página del Astrid Lindgren Memorial Award, desde la capital sueca. Es el premio mejor dotado de la LIJ mundial: 580.000 euros.

Imagina que ya no estoyMi vida ahora (Llevada al cine en 2013), Cómo Justin Case engañó al destino y El adiós de la novia son los libros traducidos al castellano de esta autora. Y nosotras no hemos leído ni uno y tampoco hemos visto la peli. ¡Mecachis! ¡Nos vamos ligeras a la Biblioteca a ver qué encontramos! ¡Felicidades Meg!

Cómo fingir que no eres pobre

IMG_20160510_222828

Y seguimos con el relato de lo hablado en nuestra sesión del club de lectura del pasado sábado 7 de mayo. El debate sobre El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial de Sherman Alexie resultó muy vivo.

Describe la adolescencia de Junior, 14 años, que nació y creció en una Reserva India Spokane. El medio le abocaba a la pobreza, la ignorancia y el alcoholismo, pero Junior es un chaval con inquietudes y nos relata cómo consigue salir de ese determinismo y superarse. Alexie nos cuenta la historia en primera persona, como si fuera Junior, y consigue hacerlo con humor (en medio del drama) y de forma fluida.

Las 264 páginas se leen sin sentir. Además, incluye viñetas, pequeños dibujos que se supone realiza el propio Junior, le gusta mucho dibujar, y eso también contribuye a hacer más ágil la lectura. La viñeta de la página 145 (foto de arriba) Cómo fingir que no eres pobre es muy ilustrativa.

El ambiente endiario el que vive Junior me ha recordado a la situación de los gitanos en España, yo trabajo con ellos y he visto paralelismos. Me parece estupendo que se visibilice, que hablemos de ello, son realidades que a veces ignoramos al hablar con nuestros hijos o nuestros alumnos. 

Lo había leído hace tiempo y lo he vuelto a leer ahora y todavía me ha gustado más. Lo recomiendo para adolescentes, para leer en los institutos, para hablar de muchas cosas. Hay pocos libros tan sinceros y que sin ser moralizantes den un halo de esperanza. 

Me ha interesado mucho, aunque al principio me daba pereza, esto de los indios me parecía muy lejano; y sin embargo me ha llegado porque aborda temas controvertidos: pobreza, acoso, violencia, alcoholismo, sexualidad, etc.

Nos despedimos con este párrafo que leímos en voz alta en la sesión: Es un asco ser pobre, y es un asco tener la sensación de que, por algún motivo, te mereces ser pobre. La pobreza no te hace fuerte ni te da lecciones de perseverancia. No, la pobreza solo te enseña a ser pobre. (Página 29)

Libros gordos para la piscina

Libros para llevar a la piscina.

Libros para llevar a la piscina ¡Para zambullirse en una buena historia! 10-99 años

Ayer sábado nos pararon por la calle San Agustín (paralela a la famosa Laurel) de Logroño (que ya nos reconocen y todo) un par de familias que andaban de pinchos y nos pidieron libros gordos para la piscina. Cuando llegamos a casa hicimos esta pequeña selección. Podríamos llamarlos primeras novelas o libros crossover, de 10 a 99 años.

¿Por qué estos y no otros? ¿Qué tienen de especial? Cuentan una buena historia, la cuentan bien y te emocionan. Cuando los cierras te da pena que se hayan acabado. Y pertenecen ya a la historia de la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ). ¡Ojalá os gusten! Por cierto los pinchos de San Agustín buenísimos. Os dejamos con la adaptación llevada al cine de Las zapatillas de ballet (protagonizada por Emma Watson, Hermione en Harry Potter).

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea

Annabel Pitcher (1982, Yorkshire)

Y seguimos con el relato de lo acontecido en nuestra sesión del Club de lectura Todo el mundo va del pasado sábado 14 de enero.

La novela de Annabel Pitcher narrada en primera persona por Jamie, un niño de 10 años que nos cuenta cómo murió su hermana, cómo se largó su madre, cómo su padre empezó a beber y…

A pesar de todo la voz de Jamie no pierde la esperanza, la ilusión, el sentido del humor y las ganas de vivir.

Una novela perturbardora que no deja indiferente a nadie y que augura un gran porvenir a esta joven narradora; su escritura convulsa, rápida, a trompicones, te engancha desde la primera línea.

*****************

Resultó un libro determinante para algunas de las personas que allí nos juntamos, a la mayoría nos emocionó y hasta conmocionó.

Pasen y lean

Me ha trasmitido mucho dolor; he sufrido y he llorado porque son historias muy reales.

*************

Me ha gustado la trama, cómo te va enganchando.

*************

Yo intentaba no dejareme llevar por los sentimientos que me iba produciendo la lectura, quería ver el toque de humor, de chispa, de gracia, que también la tiene pero al final acabé llorando amargamente.

Mi marido me decía ¡Pero qué libros lees hija mía! Finalmente él también lo ha leído y aunque es triste a los dos nos ha gustado mucho.

*************

El libro de mi vida, he llorado mucho.

*************

En la página 181 se me puso un nudo en el estómago… tuve que parar de leer. Me pasó como cuando leímos La carretera. Son libros tristes, que te deprimen, te perturban pero a la vez son muy hermosos y te alegras de haberlos leído.

*************

Me ha gustado la facilidad con que la autora consigue un toque de humor dentro de lo macabro de la situación; como cuando alguien se cae al suelo por la calle delante de ti y quieres ayudarle pero a la vez te mueres de risa.

*************

Me enganchó enseguida y lo de la muerte es que ante algo tan transcendental pues yo no me asombro de nada; a veces la realidad supera cualquier ficción. 

*************

Yo he estrenado el e-reader con este libro y me ha gustado la sensación y a mis hijas (de 14 y 16 años) también. ¡Me lo trajeron los Reyes!

*************

Cada persona sobrevive a la muerte de un ser querido como puede ¡Yo no juzgo!

*************

A mi me gustan los libros tristes porque dan alegría de vivir.

*************

La figura de la madre presente en toda la novela pero que no aparece hasta la página 192; y cuando aparece es solo un momento y te deja sin aliento, como se queda Jamie. Me gusta mucho cómo cuenta la historia, te crees esa voz narradora, ése niño. ¡Una delicia!

*************

Por favor, buscad libros un poco más alegres… no tan intensos…

******************

Y tuvimos que cortar porque la novela daba para mucho más pero se hacía tarde y había que volver a casa; así que nos despedimos y nos abrigamos bien ¡Qué frío!

Por cierto que la siguiente sesión será también muy intensa pero ésa es otra historia para otro día.