El libro de los errores

Acaba de llegar a las librerías El libro de los errores de Gianni Rodari, del que este año celebramos el centenario de su nacimiento. Y, para eso, para celebrarlo por todo lo alto, la editorial Juventud, ha publicado una esmerada edición. Fantástica la maquetación, la tipografía, la traducción de Carlos Mayor, y la ilustración de la italiana Chiara Armellini.

  • ¿Qué es un error?

Rodari le dio muchas vueltas a esto durante mucho tiempo e hizo de ello un libro que es un torbellino de creatividad, que transforma los errores en ocasiones para el juego y la reflexión. Desde errores comunes de ortografía hasta los errores de injusticia, arrogancia o ignorancia. Estaba convencido de que los errores no están en las palabras, sino en las cosas, hay que corregir las faltas pero sobre todo hay que corregir el mundo. Poemas como El cielo es de todo el mundo o Niño y muñecas son buenos ejemplos.

  • Relatos cortos y poemas

Un libro curioso, que alterna relatos cortos con poemas, donde creatividad y pensamiento pedagógico van de la mano, y su valor como propuesta innovadora sigue siendo importante incluso hoy. Rodari hace uso de su particular gramática capaz de permitirnos a todos el uso total de la palabra No para que todo el mundo sea artista, sino para que nadie sea esclavo.

Como en todo recopilatorio, unos poemas y relatos son mejores que otros. Especialmente humorísticos nos parecen Guidoberto y los etruscos y Viaje con los magos.

Un ejemplo de lo que encontrarás en El libro de los errores. Clica en la imagen.

  • Chiara Armellini

Las ilustraciones de Chiara son alegres, coloristas y juguetonas. Mezcla la estampación, el estarcido (uso de plantillas) con lo digital. Sus elegantes diseños, siempre con mucho espacio en blanco, hacen muy atractivo el libro. Sus ilustraciones fueron seleccionadas en la Feria de Bolonia en los años 2010 y 2012.

  • Traducir a Rodari

Es de justicia reconocer la importancia de la traducción en la obra de Rodari por ser especialmente compleja. Traducir juegos de palabras, retahílas, ortografía, errores gramaticales, poemas y que suenen bien, que no chirríen al leerlo, es para quitarse el sombrero. Los traductores tienen que hacer una interpretación de los textos, una traducción recreativa y además tener una visión muy amplia de su obra.

  • ¿Quién fue Gianni Rodari?

Giovanni Francesco Rodari fue maestro, periodista y pedagogo. Comenzó a publicar en los años 50 y fue excomulgado por el Vaticano por «ex-seminarista cristiano diventato diabolico», además de quemar en los patios de las parroquias ejemplares de sus libros; esos libros que tanto han contribuido a la renovación de la literatura infantil y de la pedagogía. En 1970 ya era plenamente reconocido y se le concedió el premio Andersen.

Rodari es un maestro de la comedia inteligente con personajes y situaciones surrealistas a la vez que muy pegados a los problemas y a la vida cotidiana. Consigue combinar lo didáctico con la diversión. Siempre tiene que estar presente el juego. Creía en el poder liberador de la fantasía y consideraba a los niños lo suficientemente autónomos para desarrollar su propia creatividad. Quería que los niños tuvieran una actitud activa e independiente. Permitir lo raro y distinto para construir mundos sin límites.

Jugar con las cosas sirve para conocerlas mejor. Y no veo la utilidad de poner límites a la libertad del juego.

Miguel Azaola, uno de sus traductores al español lo define muy bien: Rodari era un mago enamorado de las palabras y de su idioma. Hablado y escrito. Y le gustaba jugar. Era capaz de escribir un poema hablando del punto de una i o de un acento perdido. Y el juego al que se entregaba era mágico, como él. Por las palabras que utilizaba, por la forma en que las hacía fluir, pero también por la finísima y suave ironía con que reflejaba las contradicciones, las injusticias, los errores y los aspectos esencialmente absurdos de la sociedad. Algo que a los niños, si se les cuenta con el humor tierno, chispeante y también absurdo de Rodari, les encanta.

Un libro maravilloso para regalar (de 9 12 años), un imprescindible en la biblioteca escolar y en la biblioteca familiar. La faja del libro es una de las más bonitas que hemos visto en años. ¡Un 20 como una casa!

El edificio que había que romper

El cuento de Rodari es muy corto, solo dos páginas. Aquí a la derecha la primera página.

Hoy queremos felicitar a la Cadena Ser y más concretamente a Javier del Pino por emitir los sábados cuentos narrados de Gianni Rodari. El primero que escuchamos fue El edificio que había que romper. La grabación dura 5 minutos, la voz la pone el gran Máximo Pradera y el montaje es de Teo Rodríguez, especialista en cuentos de terror. Está incluido en Cuentos por teléfono. Un buen ejemplo de lectura en voz alta y de lectura expresiva y más. ¡Sencillamente maravilloso! Mañana sábado emitirán otro.

Segunda página del cuento. Clica para ver bien los dibujos, son muy expresivos.

Este año 2020 se cumplen 100 años del nacimiento del escritor y pedagogo italiano. Y se están editando algunas obras suyas aún inéditas en español. Os contaremos más cosas de él en sucesivas entradas.

John Burningham se murió

Esta es la preciosa casa de John Burningham en Londres. Imagen del periódico The Independent. La comparte con Helen Oxembury, también ilustradora, conocida y querida en todo el mundo.

Nos hemos despertado con la noticia de que ha muerto John Burningham (Inglaterra, 1936). Junto a Maurice Sendak y Tomi Ungerer podríamos decir que son los grandes maestros del álbum ilustrado. Es también uno de nuestros autores preferidos, su álbum ¿Qué prefieres… lo elegimos 20 hace ya varios años.

Al principio de su carrera tuvo la suerte de encontrarse con el editor Tom Maschler que le dio la libertad de desarrollar su propio estilo, libre de consideraciones comerciales. En su primer álbum utilizó técnicas que llamaron mucho la atención, desde pintura para automóviles a betún para el calzado. Algo intrépido y pintoresco que tuvo excelentes resultados gracias a que la tecnología de impresión ya tenía un gran desarrollo.

¿Por qué nos gusta tanto?

Libros de John Burningham publicados en español.

  • Utliza una amplia gama de colores y texturas. Unas veces su trazo es fino y desgarbado y otras muy grueso y definido. Los fondos pueden ser sutiles y claros o muy densos. Los colores suaves y transparentes o pesados y emborronados. Maneja tintas, acuarelas, guache, ceras, collages, etc. Especialmente hermosos y evocadores son sus paisajes y cielos.
  • Burningham no era un dibujante virtuoso y puede ser que la falta de técnica y trucos estilísticos en sus dibujos fueran la clave para la frescura, la personalidad y la autenticidad de sus ilustraciones; conectan con miles de lectores de todo el mundo. Sendak llamaba al trabajo de Burningham poesía visual
  • Potros, cabras, cerdos, conejos, gallinas, patos, perros, todos aparecen en sus historias. Siempre con ternura y mucho sentido del humor.

¿Cómo los utilizamos?

Los que más hemos trabajado en nuestros talleres son ¿Qué prefieres… y La cama mágica.  Este último funciona muy bien para contarlo con los niños tumbados en una colchoneta y jugamos a volar en la cama mágica. Tiene muchos más que no se han traducido al castellano y estos de Kókinos están agotados.

Dice Martin Salisbury: Burningham deja vacíos tentadores para que los complete el lector. Ofrece a los niños la posibilidad de sentirse un poco más grandes, más mayores y sabios que los protagonistas.

Otros libros de Burningham que nos gustaría se tradujeran al castellano.

Nos hemos puesto a recopilar todos sus libros para releerlos y fotografiarlos y nos ha sorprendido ver los pocos álbumes que hay disponibles en castellano; ha producido unos 50, de modo que muchos no se han traducido. Hemos mandado un correo a la editorial Kókinos para preguntarles. ¡De momento no tenemos respuesta! Ojalá que pronto tengamos disponibles más títulos en castellano. Sus libros son ya clásicos y las niñas y niños de todo el mundo seguirán disfrutando de sus obras. ¡Descanse en paz!

El oculto sendero de Elena Fortún

No queremos cerrar este homenaje a Elena Fortún sin recomendar uno de sus libros más importantes: Oculto sendero. Una autobiografía novelada escrita durante su exilio en Argentina y que firma con el seudónimo de Rosa María Castaños. La protagonista es María Luisa Arroyo, pintora y antes niña que quería vestirse de marinero (un tema fundamental en la cultura gay). El camino de su vida es el sendero hacia el entendimiento de su homosexualidad. La novela resulta adictiva, no la puedes dejar.

Nos ha encantado descubrir que la mujer que más la apoyó para que escribiera fue la riojana María de la O Lejárraga. Junto a otras mujeres (Concha Méndez, María Maeztu, Maruja Mallo, Marga Gil Roësset) lucharon por su independencia. Las conocemos ahora como Las Sinsombrero.

Toda esta cadena de mujeres fueron las pioneras del feminismo en España. A rescatar su figura se dedica la investigadora Nuria Capdevila Argüelles (Universidad de Exeter) que con la cineasta Paula Ortiz acaban de estrenar la segunda parte del documental Las Sinsombrero en el que por cierto Elena Fortún tiene una gran importancia.

Algún día, este grupo de mujeres serán incluidas en los libros de texto y formarán parte de la historia del movimiento feminista español. Y nuestras hijas y nietas tendrán referentes femeninos. Y todas y todos seremos un poco más respetuosos con nuestra propia historia. ¡Y entre todas haremos que ese día llegue pronto!

La escritora Elena Fortún

Desde 2016 la Biblioteca Pública de Retiro en Madrid (C/ Doctor Esquerdo, 189) se llama Biblioteca Elena Fortún en homenaje a la escritora madrileña.

Elena Fortún era una mujer alegre, con mucho humor, con retranca, tenía muchas amigas y les pedía que le contaran anécdotas que luego recogía en la serie de Celia y su mundo de la que llegó a escribir 20 títulos. Tuvo tanto éxito que su personaje se comió a la propia autora, la gente leía Celia pero nada se sabía de la propia Elena Fortún. Cuando empezó a escribir no tenía una gran formación académica pero ya de adulta estudió para hacerse bibliotecaria y eso le permitió luego sobrevivir en su exilio en Argentina. Características que definen la escritura de Elena Fortún:

  • Sus novelas se dividen en capítulos cortos, siempre ágiles.
  • Diálogos espontáneos, muy vivos, chispeantes, copiados del habla popular. Nunca usa un lenguaje impostado o artificial, no recurre a clichés.
  • Cuenta mucho con muy poco, partiendo de una pequeña anécdota refleja una realidad social fundamental.
  • Observadora aguda de las relaciones sociales y familiares.
  • Los personajes masculinos son siempre débiles, los femeninos fuertes, afrontan mejor la realidad.
  • La mayoría de sus personajes están inspirados por personas reales, personas de su entorno. Vampiriza la realidad.
  • Su escritura es siempre autobiográfica.

En este vídeo la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, reivindica la lectura de Celia en la revolución, y dice muchas de las cosas que comentamos el sábado en el club de lectura. Dura apenas 5 minutos y da gusto escucharla.