Leyendo Persépolis

El sábado 16 de enero hablaremos de Persépolis y de la deuda de esta obra con el Epiléptico de David B. Y de cómo autoras más jóvenes siguen la estela de Satrapi, es el caso de Zeina Abirached. 

Una niña preguntona e irreverente educada en una familia culta, progresista y laica, se ve inmersa de repente en una dictadura y una revolución en el Irán de los años ochenta. Esa niña nos lo cuenta todo en Persépolis, la novela gráfica de Marjane Satrapi (Irán, 1969) publicada hace ya veinte años. Hemos querido volver a ella por varias razones:

  1. Marcó un hito entre los cómics escritos por mujeres, hasta entonces muy poco leídos por los hombres. Y mujeres que no eran amantes del género se iniciaron en él.
  2.  Los temas que trata (falta de libertades, desarraigo, etc.) están de plena actualidad en una Europa a la que siguen llegando miles de refugiados. Por no hablar del debate sobre el velo, la explotación sexual de la mujer, etc.
  3. El propio hecho de la disponibilidad de ejemplares (un lote para clubes de lectura) en las Bibliotecas es un claro indicador de que estamos ante una novela gráfica que ha trascendido y permanecido en el tiempo. No en vano este cómic aparece como lectura obligatoria en el programa de 250 universidades americanas.
  4. Ha creado escuela. Es amiga de David B, el autor de Epiléptico: la ascensión del gran mal. Ella reconoce que tiene una gran deuda con esta obra y con su amigo David. Pero también hay autoras muy jóvenes como Zeina Abirached (Beirut, 1981) que se han inspirado en Persépolis para desarrollar su trabajo.
  5. Reservoir Books ha publicado en 2020 una nueva edición con nueva traducción de Carlos Mayor y nuevo formato. Y va a hacer lo mismo con el resto de su obra. Este próximo jueves llega a las librerías Bordados

Satrapi cuenta que necesitaba escribir su historia y que fue su amigo David B el que la animó a hacerlo a través del cómic. Ella había estudiado en la Escuela Superior de artes decorativas de Estrasburgo y pintaba. Otra de sus motivaciones fue que quería  romper con estereotipos erróneos acerca de su país natal: todos los iraníes son fanáticos religiosos y todas las mujeres viven sometidas al terror y la sumisión. Pero ni por asomo imaginaba el bombazo que iba a suponer su obra en toda Europa. Y que además la llevaría al cine ella misma y con tanto éxito.

Contaremos además con la colaboración especial de Jeremías Lera Barrientos, profesor de cultura clásica riojano que nos contará por qué es una de las lecturas que recomienda a su alumnado. 

Abordaremos también la obra de Max Velthuijs y su serie de Sapo, Pata, Rata y Cerdito publicada por Ekaré. Al final de la mañana entregaremos ejemplares de El cuento de la criada de Margaret Atwood que protagonizará la sesión del mes de febrero. Os esperamos el sábado 16 de enero en el Ateneo riojano a las 11.00 horas. 

Mujeres en lucha

Marta Breen (la de la derecha) y Jenny Jordahl (ilustradora) son las autoras del cómic: Mujeres en lucha: 150 años de reivindicación feminista.  Es el viaje de nuestras madres, abuelas y bisabuelas.

Parece que el cómic informativo o divulgativo está en alza. Hoy queremos presentaros uno que nos ha cautivado porque explica 150 años de reivindicación feminista de manera ágil y entretenida, pero con un mensaje claro y contundente. Tanto la escritora como la ilustradora son noruegas y da gusto con qué naturalidad explican algo que aquí todavía nos cuesta: en qué consiste ser feminista y cómo hemos llegado hasta aquí. Y consiguen hacerlo en 121 páginas y sin sermones. Mujeres en lucha se ha publicado ya en 26 países. 

MUJERES EN LUCHA | MARTA BREEN | Casa del LibroRecoge historias de mujeres valientes que trabajaron para conseguir derechos de los que solo disfrutaban los hombres: derecho al voto, derecho al trabajo fuera de casa, derecho a decidir sobre su cuerpo (anticoncepción, aborto, acoso sexual). Avances de los que ahora disfrutamos que son producto de grandes esfuerzos de estas mujeres pioneras.

Desde la Declaración de los Derechos de la Mujer y la ciudadanía de Olympe de Gouges en 1848, pasando por las sufragistas, hasta la realidad actual. Un repaso somero de todo lo que se ha conseguido en 150 años sin dejar de insistir en lo mucho que queda por hacer, techos de cristal por citar solo un ejemplo. Y es que el feminismo ha evolucionado de manera muy distinta en cada país. 

La ilustradora Jenny Jordahl ya ha publicado en Noruega, junto a Marta Breen, otros cómics con temática feminista, también con mucho éxito. Las ilustraciones, muy caricaturescas, dan el toque de humor que necesita el texto para restarle dramatismo, pero aportando la potencia y la contundencia que pide la historia y que acentúa el mensaje. Dibujos de fuerte trazo, muy expresivos, añadiendo a los personajes únicamente los detalles necesarios. Utiliza el color, siempre intenso, a modo de diferenciador de capítulos o acontecimientos. Las reivindicaciones feministas en los EE.UU. en azul y negro, la época de la Revolución Francesa en verde y negro, las sufragistas en rojo y negro, etc.

Mujeres en lucha es un ejemplo de lo que debe de ser un buen cómic informativo. Atractivo, para que den ganas de leerlo; con una cantidad de información bien medida, ni mucha ni poca; claro en el vocabulario y en el mensaje, sin edulcorar o palabras a medias. La  ilustración ha de complementar y dar luz a la información, no ser un simple relleno o sin ningún valor gráfico. Y que aborde temas interesantes o que aporte algo nuevo a lo ya editado, o desde un punto de vista distinto, porque cuando a las editoriales les da por un tema nos saturan. 

Nos parece un cómic imprescindible para jóvenes y adolescentes. Y también para personas adultas que aún no saben qué es el feminismo, para los que piensan que es algo negativo o que va contra los hombres, para los que dicen que la igualdad de derechos está ya plenamente conseguida. Un cómic necesario en institutos y bibliotecas. 

Hay otros ejemplos estupendos de cómics informativos recientes, y por no alargarnos citaremos tres de temas muy distintos. Un tributo a la tierra de Joe Sacco, Hip hop op family Tree: la historia del Hip Hop como nunca la habías visto. Y por último, Sex story : la primera historia de la sexualidad en cómic. Y es que cualquier tema puede abordarse desde este género.