Beatriz en La casa de los ratones

Beatriz Gómez con uno de sus gemelos delante de la auténtica Casa de los ratones en la Biblioteca Pública de Amsterdam. Agosto de 2019.  ¡Gracias por compartir tu experiencia Bea!

Estoy en la Biblioteca Pública de Amsterdam delante de la auténtica Casa de los ratones. La Biblioteca para niños es maravillosa. Es un ambiente amistoso con los bebés. Niños descalzos, peluches, casas, accesibilidad y parece que buenos libros.

Este es el WhatsApp y la foto que desde Amsterdam nos manda Beatriz, maestra, amante de la LIJ y Tomasa. Nos ha hecho mucha ilusión porque el cuento de La casa de los ratones fue un 20 en 2016 y desde entonces se han publicado hasta cuatro títulos y todos estupendos.

En castellano se han publicado ya cuatro títulos de la serie La casa de los ratones. Cada título contiene varias historias cortas, ideales para leer una o dos cada noche.

Os copiamos aquí la crítica que hicimos entonces.

La casa de los ratones es una joya de muchos quilates. La holandesa Karina Schaapman ha invertido unos cuantos años en hacer una gran maqueta, dos metros de ancho por tres de alto, donde recrea todo un universo en miniatura. Una maqueta que es algo más que una casa, es todo un barrio en vertical; con más de cien habitaciones, con sus escaleras, pasillos, puertas, etc. además de talleres, tiendas y exteriores. Cada estancia está amueblada muy confortablemente y tiene todo lo que necesitan sus habitantes que son ratones. Está realizada con papel, cartón, papel maché, telas, lanas, corchos, todo tipo de materiales reciclados.

La maqueta está llena de detalles que dan verosimilitud a la historia, detalles que hacen que los personajes cobren vida y que invita a curiosear cada uno de sus rincones. En algunos de estos detalles hay referentes culturales holandeses (el cacao Droster, el Diario de Ana Frank) pero en realidad esta casa podría estar en cualquier lugar de occidente. Un trabajo totalmente artesanal realizado con mucho gusto, sin caer en la ñoñería ni la horterada y que en pleno auge de la ilustración digital, es una rareza.

El álbum está hecho con excelentes fotografías que tienen tanta importancia como la propia maqueta, realizadas por Ton Bouwer (los dos primeros títulos) y Allard Bovenberg (en los siguientes), con distintos encuadres, en detalle o panorámicos que ponen imagen a las historias. Se ha reservando siempre un espacio en blanco para el texto en la parte inferior de la hoja.

El texto, que acompaña a las fotografías, nos cuenta un montón de historias cotidianas escritas con naturalidad y sencillez, con el lenguaje que emplearía cualquier niño. Sam y Julia, los protagonistas, son dos ratoncitos muy amigos. Julia es hija sola, curiosa, decidida y bastante traviesa; por el contrario Sam tiene una gran familia, es tímido y miedoso. A través de las imágenes asistiremos a un cumpleaños, a la cena del Sabbat en casa de la tía de Sam, o veremos qué pasa si echamos demasiado detergente a la lavadora; podremos saber qué es un colmado o el aspecto que tendremos si nos contagiamos de varicela.

En las primeras guardas vemos la casa de día, en plena actividad y en las guardas que cierra el álbum vemos la casa a oscuras, cuando todos duermen. La autora ha creado un mundo feliz y seguro donde los niños se dedican a jugar y a ser niños. Un álbum con un montón de posibilidades no sólo para los pequeños, gustará mucho a abuelas y abuelos.

La escritora Elena Fortún

Desde 2016 la Biblioteca Pública de Retiro en Madrid (C/ Doctor Esquerdo, 189) se llama Biblioteca Elena Fortún en homenaje a la escritora madrileña.

Elena Fortún era una mujer alegre, con mucho humor, con retranca, tenía muchas amigas y les pedía que le contaran anécdotas que luego recogía en la serie de Celia y su mundo de la que llegó a escribir 20 títulos. Tuvo tanto éxito que su personaje se comió a la propia autora, la gente leía Celia pero nada se sabía de la propia Elena Fortún. Cuando empezó a escribir no tenía una gran formación académica pero ya de adulta estudió para hacerse bibliotecaria y eso le permitió luego sobrevivir en su exilio en Argentina. Características que definen la escritura de Elena Fortún:

  • Sus novelas se dividen en capítulos cortos, siempre ágiles.
  • Diálogos espontáneos, muy vivos, chispeantes, copiados del habla popular. Nunca usa un lenguaje impostado o artificial, no recurre a clichés.
  • Cuenta mucho con muy poco, partiendo de una pequeña anécdota refleja una realidad social fundamental.
  • Observadora aguda de las relaciones sociales y familiares.
  • Los personajes masculinos son siempre débiles, los femeninos fuertes, afrontan mejor la realidad.
  • La mayoría de sus personajes están inspirados por personas reales, personas de su entorno. Vampiriza la realidad.
  • Su escritura es siempre autobiográfica.

En este vídeo la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, reivindica la lectura de Celia en la revolución, y dice muchas de las cosas que comentamos el sábado en el club de lectura. Dura apenas 5 minutos y da gusto escucharla.

Yoga con cuentos

Traed una colchoneta o esterilla y calcetines limpios y sin tomates, haremos yoga con cuentos. Sábado 3 de marzo, Ateneo (Logroño). ¡Entrada libre!

Este próximo sábado 3 de marzo en el club de lectura Todo el mundo va además de hablar de Las hermanas Bunner haremos yoga con Loreto Jordana. Hay que venir con ropa cómoda, zapatillas y una esterilla (si tienes, si no Loreto trae algunas).

Loreto Jordana (Estella) nos presentará:Yoga como niñas. La sesión se desarrollará con actividades del tipo: juego y baile, posturas de yoga a través de un cuento… música, mirarnos a través de nuestra mirada inocente, respirar con una misma y con la otra y el otro, sintiendo tu cuerpo y el suyo…¡y el nuestro.!, en este aquí y ahora. Inspira, expira. Aprendiendo entre todas.

También rendiremos un pequeño homenaje a Jella Lepman (Alemania 1891-1970) comentando su libro Un puente de libros infantiles. Fue la fundadora de la International library jugendbibliothek. Y asignaremos un 20 de 2018 entre las personas que quieran presentarlo en la Gala de los 20 del próximo 28 de abril. Si nunca has recibido un aplauso u ovación, aprovecha esta oportunidad única en el panorama literario internacional. ¡Será una gala llena de estrellas y tú puedes ser la que más brille! ¡Oh! Puedes invitar a tu familia, amigos y vecinos para que te voten. Entrada libre y gratuita en el Ateneo hasta completar aforo.

La casa de la lectura en Segovia

Se acaba de inaugurar en Segovia en un céntrico edificio conocido como Cárcel vieja esta Biblioteca Municipal que han llamado La casa de la lectura. En estos tiempos de crisis es una alegría ver la remodelación del edificio (vean el vídeo de apenas 3 minutos), ojalá consigan darle vida.

Nos ha gustado que se hayan acordado de los adolescentes: Los jóvenes adolescentes también son un público importante, con salas en las que podrán estudiar y consultar libros en distintos ambientes, desde el estudio que requiere más silencio, hasta una sala de lectura y una sala de lectura informal.

Tomasa en Morillo de Tou

Laura muy concentrada leyendo una adaptación de "La isla del tesoro"

Laura muy concentrada leyendo una adaptación de “La isla del tesoro”

Hola, aquí Tomasa. He estado de vacaciones con mis amigos Laura y David en un pueblecito del Pirineo de Huesca, Morillo de Tou, y me lo he pasado de rechupete.

Aquí tenéis la Biblioteca. ¿A que parece que se va a asomar Rapunzel con sus largas trenzas?

Aquí tenéis la Biblioteca. ¿A que parece que se va a asomar Rapunzel con sus largas trenzas?

Hemos hecho muchas excursiones y paseos y de todo pero lo que más me ha gustado es que tenían una Biblioteca preciosa. Si miraís bien la foto de arriba a la izquierda hay un pasillo por el que se entraba a la Sala de lectura.

Corredor por el que se salía a la terraza, por aquí jugábamos a pillar. ¡Toda la biblioteca es chulísima!

Corredor por el que se salía a la terraza, aquí jugábamos todo el rato a pillar.

Mis amigos David y Laura leyendo

Mis amigos David y Laura leyendo. ¡Todo es de madera! Y en cambio en el pueblo todo es de piedra menos el campo que es de hierba.

Y aunque no había muchos cuentos los que tenían eran los mejores:Tintín, Víctor Pedete, La isla del tesoro y Ana la de las tejas verdes.

La biblioteca por dentro

La biblioteca por dentro, la bibliotecaria era muy simpática.

Y en el jardín había columpios y wifi y de todo.

Exterior del edificio de la Biblioteca, a la derecha la torre de entrada

Exterior del edificio de la Biblioteca, a la derecha la torre de entrada.

Y ahora estoy preparando la mochila porque empieza el Cole, que ya tengo ganas de ponerme en la fila con mis amigas y ver qué señorita me toca y estrenar la agenda y… ¡Estoy un poquito nerviosa! ¡Hasta mañana!