Carta de Tomasa a sus majestades

Queridos Majestades Reyes Magos del Oriente:

me llamo Tomasa y vivo en Logroño.

Les escribo a ustedes con urgencia
porque quiero ir a un sitio y necesito un libro… Sí, ya se que es raro pero es  así.

¿Por qué? se preguntarán ustedes majestades, pues porque estoy hasta el moño de que mi padre vaya al Ateneo riojano los sábados.

¿Y a qué va ? a hablar de cuentos, sí de cuentos… ; fíjense qué injusticia tan gorda que solo pueden ir padres y madres, los niños no…

Bueno pues por primera vez van a invitar a los niños y tenemos que ir cada uno con la familia que tenga en su casa.

El libro tiene que ser El viento en los sauces.

No tengo ni idea de qué va, pero éso es lo de menos…

A mí lo que me interesa es ir y leer en voz alta (espero que pongan micrófono) y que me oigan hasta en Sebastopol… y luego salir en las fotos , en la radio y en la tele por supuesto.

¡Ya me estoy imaginando entrando en el Ateneo con mi vestido rojo!

Mi amiga Karmele está que trina porque ese día es lunes y tiene gimnasia rítmica…

Mi padre dice que no sea hipócrita y que ponga en la carta toda la verdad sobre mí, así que les confieso que no me he portado bien este año: sobre todo tengo problemas en el recreo porque solo quiero jugar a balón quemado y cuando juego siempre gano… y si no gano me enfado y me voy.

También tengo serias dificultades para permanecer callada; no me andaré con rodeos: a veces no dejo hablar a mis compañeras…

Además ansío un disfraz de capitán, con su peto, su escudo y una buena espada; la espada es lo más importante y que no sea láser por favor, que sea de hierro.

POSDATA

Por favor no me traigan vestidos de lazos cursis que en el parque se enganchan en cualquier clavo o rama y por menos de nada te das un golpe, a mi me va más el rollo gótico… en general que no venga nada rosa en el paquete por favor.

¡Que tengan buen viaje y en Logroño les espero!

Les recomiendo pasar de los camellos y venir en tren que acabamos de estrenar una estación que quita el hipo.

Diciembre 2011 ¡Observen qué pedazo de estación de trenes acabamos de inaugurar en Logroño!

——————————–

Aviso a navegantes

La edición de Valdemar es estupenda y la tienen en tapa dura y blanda; la de Anaya también nos gusta mucho porque la traducción es muy buena.

Cada una que encargue la que más le apetezca porque son las dos muy recomendables.