El pequeño Nicolás y Marcelín

Cada uno de los libros contiene diferentes relatos, ideales para leer uno cada noche en casa o uno cada día en clase, o todos los viernes, etc.

Cada uno de los libros contiene diferentes relatos, ideales para leer uno cada noche en casa o uno cada día en clase, o todos los viernes, etc. Lo hemos probado en nuestros clubes y a los niños entre 9 y 12 años les encanta. Ideales para lectura expresiva.

El pasado sábado nos juntamos en el Ateneo 16 personas para hablar del gran humorista gráfico Jean Jacques Sempé. Hablamos un poco de su vida y mucho de su obra. De su dibujo, lleno de movimiento y expresividad, carente de elementos superfluos. Dibujó incansablemente, casi siempre en blanco y negro, oficinistas, músicos, viviendas, coches, árboles, bicicletas. Los textos de la serie de El pequeño Nicolás los escribió su amigo René Goscinny, sí el de Asterix. Hicimos una lectura dramatizada del relato El fútbol incluido en El pequeño Nicolás (el primero de los libros) y se montó una algarabía tremenda, habíamos llevado hasta un silbato. Montamos más jaleo que Godofredo, Majencio, Eudes y Alcestes juntos. ¡Lo pasamos de rechupete!

Lo que más nos interesa de esta pareja es que su obra sigue fresca, nos sigue haciendo reír como hace 30 años y a los niños les encanta. Ideal para leer un relato cada noche en la camita con nuestros hijos, desde 9 años en adelante. Tiene muchos diálogos de modo que podemos pedir a nuestro hijo que él sea Nicolás y el resto de personajes los hacemos nosotros. También es estupendo para leerlo en clase repartiendo los papeles. Casi todas la bibliotecas escolares lo tienen entres sus fondos. Además de reírnos a carcajadas, mejoraremos nuestra lectura expresiva.

Os dejamos con una entrevista a Sempé el pasado 17 de mayo de 2016 en el diario El País con motivo de la publicación en España de Marcelín (Candidato 20 de este año) .Y fue con un corto basado en este libro con lo que cerramos la sesión. Lo vimos todos juntos y nos despedimos.

Anuncios

7 pensamientos en “El pequeño Nicolás y Marcelín

  1. Hola Tomasas, quiero contaros que mi primer hamster se llamaba Godofredo porque de pequeña (ahora ya soy madre) le leía a mi hermana “El pequeño Nicolás” y por eso le puse ese nombre, como el amigo rico de Nicolás.
    Ahora al leer lo que contáis he pensado que he de desempolvar los libros y leérselos a mis gemelos, tienen 9 años. Hasta ahora no lo había pensado.
    Un abrazo.

  2. Yo descubrí al pequeño Nicolás en el instituto cuando estudiaba francés en BUP. Nuestra profesora era entusiasta y a mí me hacía gracia aunque no entendía mucho. Tampoco entonces sabía valorar el dibujo de Sempé, había visto tan pocas ilustraciones más allá de las fotos rancias de los libros de texto.
    Luego de adulta me encanta volver a él y siempre me arranca una sonrisa.
    El de “Marcelín” lo he regalado ya a un par de amigas. Es tan ingenuo y hermoso a la vez.
    Aunque mis ilustraciones favoritas son las de “La historia del señor Sommer”, el libro es tan triste y las ilustraciones le quitan dramatismo. Es un libro que no me canso de regalar a la gente que aprecio.

  3. Recuerdo las clases de francés en COU con “El pequeño Nicolás”. Leíamos una historia entre todos y luego teníamos que traducirlas en casa. Nos encantaba a todos. Después las he vuelto a leer con mis hijos y es de los libros que más hemos disfrutado. Son geniales.

    • Hola Ana, no nos interesan mucho los cuentos para…
      ¿Qué sentido tiene un cuento que adormece? Los cuentos son para mirarlos, escucharlos, charlar y luego ya nos despedimos y a dormir.
      Del listado que ofrece El mundo, es estupendo el primero “Buenas noches luna” Es un clásico, tiene muchos años pero es un álbum muy medido, nos invita a observar e ir despidiéndonos de todo antes de dormir. El resto prescindibles totalmente.
      Gracias por seguirnos.

  4. Hola Tomasas, trabajo en un cole con niños de 3º y quería contaros que me habéis dado tanta envidia que he ido a comprar el primer libro (el del capítulo del fútbol que decís) porque en el cole teníamos uno muy viejo y estropeado y en la librería me han contado que han cambiado el formato. Ahora tienen la letra más grande, los dibujos se ven mejor y la portada es toda blanca, muy limpia, y lo mejor es que cuesta 9 euros.
    ¡Me he puesto tan contenta! Me he llevado cinco para leerlo en voz alta en clase por parejas.
    Gracias por compartir la idea, sois muy generosas.

    • Hola Antonia, gracias por todo lo que nos dices. Ya nos contarás qué tal te funciona a ti y qué dicen los niños.
      Santillana está renovando muchas de sus colecciones que estéticamente se le habían quedado un poco “viejunas”.
      Chao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s