Nosotros somos los buenos ¿verdad papá?

LA CARRETERA (The road)

Cormac McCarthy

Mondadori, 2009 (16-99)
Categoría: novela

CANDIDATO 20 cuentos 20 de 2010

Seguimos comentando nuestra sesión del pasado 9 de enero en nuestro Club de lectura “Todo el mundo va”.

Algunas madres confesaron haber abandonado la lectura de la novela ante la crudeza del relato. “Es tan triste…”

Sin embargo, a varias les había conmocionado y  traían un montón de impresiones escritas, así que mantuvimos  un apasionante debate.

1. Los personajes tras el reciente holocausto nuclear están desprovistos de todo (apenas un carrito con algunos enseres) por no tener no tienen ni nombre: “el hombre”, “el chico”

2. Cormac McCarthy no nos describe cómo

ocurrió esta hecatombe sino que a través de los diálogos y situaciones, los lectores, vamos reconstruyendo lo ocurrido, completando el puzle.

Mantiene así un cierto desasosiego que nos obliga a seguir leyendo este aterrador relato que nos arrastra a lugares a los que no estamos seguros de querer ir.

3. El libro está muy bien documentado y describe acciones muy físicas, muy manuales: reutilizar cosas con la ayuda de herramientas, buscar la forma de alimentarse cada día, la manera de protegerse del frío, la lluvia, la nieve; la cosa es subsistir, seguir adelante.

4. La novela no está estructurada en capítulos sino en párrafos, unos largos y otros breves, salpicados de diálogos entre padre e hijo.

Una madre nos leyó la opinión de su hijo de 16 años.

“He ido leyendo la novela a ratos, a veces sólo un párrafo porque tenía que estudiar, pero luego la cogía de nuevo y me tenía enganchado; en cambio otras novelas tienes que leer un buen rato seguido para saber de qué va y enterarte de la historia. Me ha gustado eso, que tenga párrafos cortos. Nunca había leído una novela así. Me ha gustado.”

5. La puntuación es peculiar, muchos puntos, frases cortas, casi poemas en prosa.

“No había nada. El viento agitando los helechos muertos junto a la carretera. Un crujido en la distancia. Puerta o persiana” (Pág. 82)

6. El lenguaje utilizado por McCarthy es exultante, duro, solo superado por su imaginación infernal. Apenas utiliza adjetivos y cuando los usa están “sucios”

“Le lavó el pelo apegotado y sucio y lo enjabonó con las esponjas. Vació el agua ya asquerosa…” “…hundió los apestosos vaqueros” (Pag. 111)

7. No nos parece una novela más de ciencia-ficción, a pesar de que el punto de partida es un hecho ya trillado en otras novelas del género, aquí es solo un telón de fondo; Cormac describe con especial delicadeza la relación padre e hijo y es el personaje del niño el que con su ingenua pregunta recurrente, nos habla de la necesidad de mantener nuestros valores, nuestros principios, pase lo que pase…

¿Nosotros somos los buenos verdad papá?

El padre ha de robar e incluso matar para poder subsistir, para salvar a su hijo y el niño pregunta de nuevo: pero… ¿nosotros somos los buenos verdad papá?

8. El miedo a morir, frecuente en las anteriores novelas de McCarthy, aquí está superado por el temor de sobrevivir; se alude al suicidio de la madre y el padre da a entender varias veces que la única razón de seguir adelante es salvar a su hijo, su vida le importa poco.

9. LLegado a este punto, yo lector me pregunto ¿sería capaz de hacer lo mismo? ¿Encontaría yo estrategias para sobrevivir en estas circustancias? ¿Me rendiría?

*******************************************************

Los párrafos que nos parecen especialmente desgarradores:

“…Echaron a andar por el asfalto bajo una luz gris plomo, arrastrando los pies por la ceniza, cada cual el mundo entero para el otro (Página 11)

“…Hizo unos hoyos en la arena para acomodar las caderas y los hombros del chico para que se acostara y se sentó abrazándolo. Evoca las formas. Cuando no tengas nada más inventa ceremonias e infúndeles vida (Pág. 59)

*******************************************************

– El libro engancha al lector y lo domina, y cuando lo tiene atrapado lo sacude con una descarga de violencia y de ternura al mismo tiempo.

– Esta historia es digna de llevarse al cine por algún maestro como Howard Hawks si aún viviera; no podemos opinar sobre la realización de John Hillcoat porque todavía no se ha estrenado en Logroño.

– Una vez acabada su lectura, te sigue socavando la mente, te sigue allá donde vayas…Ya nada volverá a ser igual…

Algunas personas comentaron que iban a retomar la lectura porque querían opinar sobre la novela,el debate les había provocado las ganas de leerla; además, se ha editado en formato bolsillo por lo que se encuentra fácilmente y a precio muy asequible en cualquier librería.

Una obra que no dejó indiferente a nadie, un libro perturbador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s